Logo Joselito
Imagen del post
Tostada de Huevos Revueltos, Longaniza y Aguacate
Clara P. Villalón
23 marzo, 2021
Hace 1 año. Actualizado 23 Abril 2021, 10:33
0 comentarios
Recetas Tostada de Huevos Revueltos, Longaniza y Aguacate

“Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”, pero siempre con el mejor producto Joselito. Para un desayuno equilibrado y saludable, deja los azucarados a un lado y reinterpreta el clásico brunch inglés, pero con la más pura esencia de la Dehesa Ibérica. 

Ya se ha superado el hecho de que el desayuno es la comida más importante del día (no hay estudios que sostengan nada plausible al respecto), pero eso no quita que, con tiempo y sin prisas, sí sea uno de los mejores momentos de este. 

Acostarse la noche anterior con cierto hambre (nada de irse a dormir empachados) y levantarse con esa gusilla mañanera que surge con los primeros borbotones de café es uno de los mejores placeres del mundo

El aroma a café recién hecho, junto con el sonido que realiza una buena hogaza de pan al saltar de la tostadora y el brillo que desprende una fina y fundente lámina del mejor jamón del mundo, da cien mil vueltas a cualquier otro almuerzo existente y pone los dientes largos hasta al más reticente al desayuno. Made in Spain

Porque sí, porque ya está bien  esa moda de desayunar bollería industrial ultraprocesada, cereales azucarados y cien mil productos más que no cargan con el yugo de la malnutrición, como sí lo hacen, muy erróneamente, muchos embutidos y salazones. 

Claves para un desayuno saludable

Desayunar unos huevos con tomate y chorizo, que es lo que se ha hecho toda la vida, sigue siendo mucho más saludable y, sobre todo, más rico que un tazón de crispis o unas galletas. Al fin y al cabo; aceite, tomate, pan y jamón es la foto de postal de la gastronomía mediterránea (algún ajo suelto por ahí, también sirve). 

Con esto no se pretende hacer una cruzada hacia todo aquél que prefiera desayunar dulce, ni mucho menos, pero, para todos ellos, una buena recomendación sería por ejemplo, un croissant de salchichón; una simbiosis perfecta entre ambos mundos, salado y dulce, y que además garantiza un desayuno saludable, diferente y 100% natural. 

Conste y quede bien presente que los desayunos salados suelen ser siempre más equilibrados y menos calóricos que los dulces; por lo que si a eso sumamos que el jamón ibérico de bellota es el embutido con mayor cantidad de aporte de ácido oleico, las razones para comenzar a desayunar de esta manera son más que sobradas.

Es bien sabido que con este ritmo frenético de vida, sobre todo cuando se madruga, no hay hambre ni muchas ganas de enredar en la cocina. Pero, seamos sinceros, en vez de abrir un paquete de galletas, ¿no podemos partir un tomate en trozos, echar un chorrito de aceite y acompañar de cualesquiera de las chacinas de Joselito? 

El brunch, el desayuno de reyes

Es una cuestión más de actitud, pero donde seguro que esto ocurre, tiene lugar y se pone la cocina patas arriba; es en los fines de semana. 

Esos festines familiares con mesas rebosantes de bollos (naturales y de buena calidad, por favor), fruta, grandes panes y embutidos; son una forma de empezar el día con energía, positividad y mucha felicidad, aptos para todos los públicos y disfrutones por igual. En España, lo llamaríamos “desayuno de reyes”, pero fuera de nuestras fronteras utilizan el anglicismo “brunch”

Cada vez hay más locales en nuestro país que lo ofrecen; esa comida que se toma hacia el mediodía, a medio camino entre el desayuno y el almuerzo (breakfast y lunch en inglés, de ahí el término). 

Sus orígenes son ingleses pero las razones que lo originan son variadas: hay quien asegura que el brunch surgió del hambre que sentían los feligreses británicos después del ayuno previo a la misa del domingo por la mañana y que sólo podía saciarse con una gran comida a las doce del mediodía. 

En cualquier caso, el brunch se ha convertido en un ritual de muchos españoles, pero con esa esencia ibérica que nos caracteriza y nos brinda, sin duda alguna, la victoria en cuanto a desayunos copiosos se habla. 

Brunch con productos Joselito: Tostada de huevos revuelto, longaniza y aguacate

Las combinaciones son infinitas y, por ello, desde Joselito te proponemos un brunch o desayuno para el fin de semana, de lo más ibérico. Empezar con un melón con jamón, estilo sopa de Ferrán Adría, puede ser un entrante perfecto para luego permitirnos el lujo de los mejores huevos revueltos que uno se pueda imaginar

La clave de ello es añadir una cucharada de queso crema y hacerlo en una sartén, con un poquito de mantequilla, a fuego muy, muy bajo. Han de quedar cremosos y casi con una textura uniforme para que, cuando estén calientes, funda la mejor de las grasas de Joselito. Se fundirá, se ligará con el resto de ingredientes y se tornará traslúcida para ligar y envolver todo el conjunto. 

Por supuesto, todo el desayuno ha de estar bien acuartelado por el mejor producto Joselito, un buen pan tostado y un estupendo aceite de oliva. Si os encandila más el mundo de la bollería, que sea de la mejor calidad posible y siempre con ingredientes naturales. 

¿Por qué no unos churros envueltos con jamón y un chorrito de miel, o un gofre con caramelo casero y longaniza? Por raro que pueda parecer, el resultado os encantará. Recuerden, hay que desayunar como reyes porque darnos un caprichito, comer sano y pasarlo bien, con Joselito, nunca está reñido. 

Ingredientes 4 personas: 

  • 4 uds rebanada de un buen pan
  • 350 gr de longaniza Joselito
  • 1 ud aguacate maduro 
  • 6 ud huevos camperos 
  • 2 cucharadas de queso crema 
  • 1 cucharada de mantequilla 
  • Sal, c/s
  • Pimienta, c/s

Preparación tostada de huevos revueltos con longaniza y aguacate

  1. Tostar el pan en la tostadora o en un sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. 
  2. Quitar la piel de la longaniza y desmenuzar con las manos (como si se tratara de jijas). Saltear en una sartén sin aceite a fuego medio hasta que se encuentre ligeramente cocinada. Reservar. 
  3. Pelar, retirar el hueso y cortar el aguacate en láminas frías. Debe hacerse en el momento para que no se oxide. 
  4. Por otro lado, batir y romper los huevos. Salpimentar e incorporar la crema de queso. Batir hasta integrar todo de manera uniforme. Agregar la longaniza cocinada y caliente. 
  5. Dejar reposar la mezcla de huevo, queso y longaniza un par de minutos. 
  6. Lo último, hacer el revuelto: poner una nuez de mantequilla en una sartén y derretir. Añadir los huevos con la crema de queso y la longaniza. Con el fuego al mínimo, no parar de remover hasta que veamos que coge textura. 
  7. Emplatar poniendo los huevos revueltos sobre la tosta de pan y a un lado el aguacate con un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta. 



Te puede interesar

Tagged with: Longaniza Joselito Recetas con longaniza Joselito
Compartir
Clara P. Villalón
Joselita 100%. Analista Económico, Licenciada en Economía. Y he trabajado en cocinas como El Bohío o Casa Marcial, en la sala de La Tasquería y ahora colaboro con medios como Metrópoli, El Diario Montañés (Vocento), La Razón, Cocinillas de El Español o El Comidista. Cocinera, asesora gastronómica, limpiadora de cacharros, fotógrafa y bodegonista por accidente, experta en gastronomía, desarrolladora de recetas, cronista restaurantil, fabricadora de ideas Gastro….
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)