Logo Joselito
Imagen del post
Y si nos vamos a esquiar, ¿qué comemos?
Guillermo
10 marzo, 2022
Hace 2 meses. Actualizado 21 Marzo 2022, 16:27
0 comentarios
Actualidad Y si nos vamos a esquiar, ¿qué comemos?

Y si nos vamos a esquiar, ¿qué comemos?


Escribo estas líneas desde Baqueira, lo cual me hace muy feliz. He venido por estas tierras catalanas a quitarme ese mono de esquiar que llevaba arrastrando algún que otro invierno. Hacía que no esquiaba casi casi 4 años. La pandemia nos ha trastocado todos los planes habidos y por haber. Nos ha trastocado Navidades, Semanas Santas, veranos y fiestas de guardar. Y entre esos planes, para los que nos gusta esquiar, pues está el deporte de invierno por excelencia. El año pasado pensaba con cara compungida “¡pero qué podemos contagiar esquiando al aire libre!”…bueno, hay que asumirlo y ya está, nadie tiene la varita mágica de la solución.

Aún así las cosas van mejorando y somos optimistas. Parece ser (no lo quiero decir muy alto porque ya llevamos 6 olas) que la pandemia va llegando a su fin. Por lo menos como pandemia, no como enfermedad propiamente dicho. Por lo que dicen, y por lo que se ve, el coronavirus se va a quedar como se quedó en su momento la gripe (mal llamada española). Tendremos que convivir con ella año tras año, con sus vacunas correspondientes y esperemos que con el paso de los años siga disminuyendo la incidencia de muerte. Que nos contagiemos, sí, pero que no nos muramos por favor, que todavía tenemos mucho por vivir.

Aún así, la sociedad parece que no sale de una, y se mete en otra. Con esto me refiero que vamos de Guatemala y guatepeor. Hace apenas unos días estalló la guerra contra Ucrania. ¡Madre mía!, cada vez que pienso que en 2022 estemos en guerra, se me ponen los pelos de punta, y por como pinta, parece ser que la cosa no es muy alentadora. Quizás esto no ha hecho más que empezar. Se me rompe el alma cada vez que veo a un padre despedirse de su mujer y sus hijos porque a él le toca quedarse en el país para defenderlo. Se me encoge el corazón al ver a esas miles de personas durmiendo en el metro de Kiev para poder sobrevivir a los bombardeos. Me cuesta entender cómo un kamikaze llamado Putin puede poner al mundo patas arriba por unos ideales que el resto de la humanidad realmente no entiende, sólo él.



Bueno, que no quiero que penséis que hoy me he levantado dramático ni mucho menos, simplemente las noticias no son nada alentadoras con ese tema y quieras que no pues nos toca de cerca, ¡somos seres humanos!

Aún así vamos a hablar de lo que hemos venido a hablar, ¡del esquí! Por todos es sabido que el momento de quitarte las botas tras una larga jornada de esquí se puede comparar con un orgasmo (lo siento, no encuentro símil a tal sensación). Dicho esto, podemos empezar a describir todo lo que una jornada de esquí implica.

A mi me encanta porque en el esquí estás como en la natación, en “otro medio”. Tus pies se transforman, y parece que tú eres el automóvil que circula por carreteras blancas. El momento de la silla, las bajadas a pleno sol, las culadas, el momento de parar a tomar un caldito caliente en plena pista, el après ski, la cerveza de premio…muchas son las sensaciones que vamos teniendo a lo largo del día cuando esquiamos, pero sin duda, más que cualquier cerveza o cualquier fiesta después de esquiar, es el de quitarte las botas. Dicho esto, ¿Qué llevarme a la boca en pistas?

¿Qué comer en una jornada de esquí?

Tan importante es alimentarte bien durante una jornada de invierno cómo engancharte bien las botas a los esquís. Muchas veces nos despistamos a la hora de nutrirnos (e hidratarnos) cuando nos enfrentamos al esquí. Hay que pensar que no es un partido de futbol de hora y media o una sesión de spining de 50 minutos, no, esto dura 8 horas. Evidentemente no del tirón, pero para ello hay que llevar a cabo alguna serie de tips para que tu jornada de esquí pueda llevarse a cabo por lo menos al día siguiente.

Desayuno de campeones- Si para mi el desayuno es la comida más importante del día, tú imagínate si vas a estar moviendo el cuerpo durante todo el día. ¡Es nuestra gasolina! No te cortes. Elige pan con tomate, aceite y Jamón Joselito o con embutidos Joselito. A eso acompáñalo con un buen tazón de leche (si quieres métele café, té o a palo seco), pero un lácteo es necesario. Si tomas algo de fruta, ¡mejor!



Hidrátate- Para mi el punto más importante. Y os lo digo por propia experiencia. Piensa que estás todo el día sudando y hay que rehidratarse. Yo el primer día no bebí, y eso hizo que me doliese la cabeza, no hiciese pis hasta la noche y estuviese 2 días estreñido…para que veáis lo importante que es el agua

Frutos secos- En uno de los bolsillos es interesante que metas el forfait y en el otro una bolsita con nueces por ejemplo. Te dejo elegir los que más te gusten, pero es fundamental llevar un snack por si te da hambre

Al rico hidrato de carbono- A la hora de comer, un buen plato de pasta te puede venir al pelo. Sé que más de uno con todos estos tips se está planteando lo de empezar a esquiar. La pasta nos dará la gasolina dosificada durante el resto de la jornada

Un buen plátano- La táctica de coger en el comedor del restaurante un plátano a las 13h y guardártelo para la merienda, es de primero de esquí. Te dará la vida a eso de las 16:30 cuando estés haciendo la última bajada y vayas a tener que cargar con todos los aperos del esquí


Cena temprana- Intenta hacerla como tarde a las 20h. Piensa que en las jornadas de esquí también es muy importante descansar porque las palizas que te metes durante todo el día es tela marinera. Yo te recomiendo que te tomes una proteína (carne o pescado) acompañada de algo de verdura, una buena cena ligera y saludable

Ahora solo espero que no te líes en el après ski y mañana seas capaz de levantarte. Yo he esquiado con resaca y durmiendo 4 horas y es peor que encontrarse al Yeti por la noche.

Te puede interesar

Tagged with:
Compartir
Guillermo
Nutricionista y Personal Eating Trainer Vicedecano del Colegio de Nutricionistas de Madrid Asesor gastronómico y nutricional y divulgador nutricional en prensa escrita y digital
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)