Logo Joselito
Imagen del post
TARTA DE NARANJA Y QUESO, con chorizo Joselito
Clara P. Villalón
06 diciembre, 2021
Hace 1 mes. Actualizado 24 Enero 2022, 11:13
0 comentarios
Recetas TARTA DE NARANJA Y QUESO, con chorizo Joselito

TARTA DE NARANJA Y QUESO, con chorizo Joselito. ¡No podrás resistirte!

¿Un postre con chorizo? Sí, y más que sí. El contraste del pimentón es maravilloso con el dulce de la naranja confitada y la crema de queso payoyo. Una tarta que encandilará a todos.



La cocina de aprovechamiento: un must

En realidad, esta tarta nació de la cocina de aprovechamiento. Surgió de una masa de empanada que había sobrado de hacer una deliciosa tarta de guisantes, longaniza y secreto Joselito. 

Esa masa se preparó a partir del aceite que sobraba del sofrito de la longaniza con las diferentes verduras, con bien de longaniza, y cuando la quise reutilizar pensé rápidamente en la naranja confitada. 

A partir de ahí, todo fue evolucionando de manera fácil. La masa de empanada es una masa muy fácil de elaborar, así que la dispuse en un molde a modo de tartaleta y la horneé, siempre con garbanzos dentro para que no perdiese la forma. 

Luego pensé en una crema de queso, con sabor marcado, así que me puse a elaborar una crema a partir de queso payoyo andaluz que es bien potente, y que en mi cabeza funcionaba a la perfección con el toque de “chorizo” y con la naranja confitada. ¡Qué acierto!

Siguientes pasos 

Así que al replicarla partí de esa idea, buscando una receta propia para la tarta, y la mejor opción fue preparar un aceite de chorizo Joselito para arrancar la tarea. Para ello, hay que infusionar el chorizo con el aceite muy suave, para que no se arrebate, y dejarlo ahí bastante tiempo. 

Irá soltando poco a poco todo su sabor, toda su esencia, y su grasa se mezclará con la del aceite. Por supuesto, luego ese chorizo lo podremos secar y convertirlo en polvo de chorizo que nos servirá para rematar cualquier plato en un momento. 

Con el aceite ya listo, la masa será la misma que la de una empanada gallega y el truco es no amasar mucho para que el gluten no se desarrolle. Una vez horneada la base y bien fría estará lista para ser rellenada. 

Por supuesto, esta base de chorizo Joselito nos abre muchas posibilidades porque se nos podría ocurrir acabar la tarta de naranja confitada y queso de otra manera: quizás caramelo salado, o puede que chocolate negro o incluso una crema pastelera de castañas. El punto final, al fondo, del chorizo, nos dará alegría.


Naranja confitada y crema de queso payoyo, con el toque del chorizo Joselito

El secreto de la naranja confitada es prepararla con paciencia y que el cocinado sea lento, y que así las naranjas no pierdan los jugos y no se arrebaten. Mejor que la olla esté tapada, y de esta manera se cocinarán incluso en el propio zumo que vayan soltando. 

La crema de queso, en sí, no tiene ciencia ni misterio más que el mezclar los ingredientes en la proporción adecuada y batir bien con la ayuda de unas varillas. Al final se agregará la nata fresca montada que aportará jugosidad a todo el conjunto. Los sabores son, muchas veces, cuestión de los valientes y si dejas que te sorprendan lo único que puede pasar es que acabes con una sonrisa de oreja a oreja.

Ingredientes:

Para la base:

  • 120 gr de harina de trigo
  • 50 gr de leche entera
  • 50 gr de aceite de chorizo
  • 1 gr de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de azúcar
  • una pizca de sal

Para el aceite de chorizo:

  • 200 gr de chorizo Joselito
  • 600 ml de aceite de oliva suave

Para las naranjas confitadas:

  • 1 naranja de zumo
  • 150 gr de azúcar
  • 100 ml de agua

Para la crema de queso:

  • 300 gr de nata fresca para montar
  • 50 gr de crema de queso payoyo
  • 150 gr de queso mascarpone
  • 100 gr de crema de queso
  • 100 gr de azúcar glass



Preparación tarta de naranja y queso:

  1. Lo primero será hacer el aceite de chorizo Joselito. Para ello quitar la piel del chorizo y picar en taquitos. Sumergirlo en el aceite, dejar que el aceite se caliente hasta llegar a 40 °C y mantenerlo allí durante 2 horas. Luego, colar bien y dejar enfriar completamente.
  2. Para hacer la masa mezclar en un bol todos los ingredientes y amasar hasta conseguir una pelota que no se pegue a las manos. Filmar y dejar en la nevera dos horas.
  3. Precalentar el horno a 200 °C. Estirar la masa bien con la ayuda de un rodillo y disponer en un molde formando una tartaleta. Cubrir todo el fondo con garbanzos y hornear durante 25 minutos. Dejar enfriar completamente y quitar los garbanzos.
  4. Para confitar la naranja cortarla en rodajas. Derretir el azúcar con el agua al fuego, a temperatura media, y añadir entonces la naranja. Bajar el fuego y tapar. Dejar confitando unos 45 minutos. Los últimos 15 sin la tapa puesta. Enfriar completamente.
  5. Con la ayuda de unas varillas montar la nata con el azúcar glass hasta que esté bien firme. Batir también los quesos con las varillas, hasta que sea una mezcla lisa y cuando esté perfecto incorporar la nata montada con ayuda de una espátula y movimientos envolventes. Poner en una manga pastelera.
  6. Montar la tarta con la crema de queso en la base y la naranja confitada por encima.



Te puede interesar

Tagged with:
Compartir
Clara P. Villalón
Joselita 100%. Analista Económico, Licenciada en Economía. Y he trabajado en cocinas como El Bohío o Casa Marcial, en la sala de La Tasquería y ahora colaboro con medios como Metrópoli, El Diario Montañés (Vocento), La Razón, Cocinillas de El Español o El Comidista. Cocinera, asesora gastronómica, limpiadora de cacharros, fotógrafa y bodegonista por accidente, experta en gastronomía, desarrolladora de recetas, cronista restaurantil, fabricadora de ideas Gastro….
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)