Logo Joselito
Imagen del post

Paté de panceta Joselito y pollo

Clara P. Villalón
26 noviembre, 2022
Hace 2 meses. Actualizado 28 Noviembre 2022, 17:16
0 comentarios
Recetas Paté de panceta Joselito y pollo

Hacer paté casero, un aperitivo ideal para cualquier celebración de Navidad, es muy sencillo y es una opción genial para poner en la mesa como aperitivo o servir en unos canapés. Este paté es cremoso, asequible, fácil de hacer y perfecto para tener en la nevera listo para cualquier momento.

La panceta Joselito le da un fondo muy característico, único y delicioso, y las hierbas y el vino hacen el resto de la tarea. La receta es, sin duda, un clásico de la gastronomía y lo mejor es servirla en tarritos al centro para que cada uno se haga sus propios canapés. 


El paté no pasa de moda

Hay aquí dos opciones, un paté más denso y con más cuerpo que se asemejaría más a lo que en Francia llaman “terrine” o añadir un poco más de agua para que quede tremendamente liso y cremoso, casi como un queso untable. Al gusto de cada uno. ¿Pasado de moda? Ni de broma. Es genial también para rellenar piezas de bollería salada, para añadir un poco a sofritos de guisos como en unos níscalos o para rellenar unos volovanes y triunfar con el clasicismo mejor entendido.

La panceta se podría sustituir también por lardo o por papada Joselito, la gracia es incorporar la grasa de los cerdos Joselito en esta preparación ya que le dará un retrogusto tremendamente especial. También se podrían añadir al final unos taquitos de jamón Joselito muy bien picados, casi en polvo, para que se mezclen con el paté ya triturado. 

El toque de sabor del paté casero

Aquí no hay un sabor agresivo sino suave, con un fondo casi dulce gracias a toda esa cebolla y los aromas del vino y las hierbas que llegan al final de la degustación. Se puede sustituir el tomillo por eneldo, por romero, por mejorana o por orégano fresco, al gusto de cada uno.

Y lo que es muy recomendable es una buena cantidad de pimienta negra que le de un puntito picante a todo. Existe la versión que incorpora huevo cocido o nata antes de triturar todo, también quienes incorporan algo de pan en la mezcla pero no serían necesarios ninguno de los tres. El vino se podría sustituir también por otros alcoholes como el brandy o el whisky para dar un toque diferenciador. Lo importante es no cocinar en exceso los hígados de pollo, para que el paté no de una textura granulosa que sería desagradable.

Cómo servir nuestro paté casero

Se podría servir este paté sobre unas tostas de pan crujiente y terminar por encima con una lámina muy fina de esa misma panceta que lleva en su interior. La combinación es absolutamente maravillosa. También hay a quien le gusta terminar la elaboración con una capa de mantequilla derretida que, al enfriarse en la nevera, se solidifica haciendo una película exterior que protege el paté y otorga a la degustación ese punto lácteo y dulce de la mantequilla tan peculiar.

Este aperitivo sería perfecto al lado, por ejemplo, de un consomé gelée Joselito, de un vasito de caldo de de cocido Joselito o también junto con una royale de foie gras y coppa Joselito. 

Paté casero con panceta Joselito

Ingredientes

  • 100 g de panceta Joselito
  • 300g de higaditos de pollo
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla o 2 chalotas
  • 40g de mantequilla
  • 100 ml de vino blanco
  • tomillo, pimienta negra 
  • 2 cucharadas de perejil fresco
  • reducción balsámica para servir y panes finos


Preparación

  1. Cortar la panceta en daditos y dorarla a fuego medio en la sartén. 
  2. Añadir ahí el diente de ajo picado, la cebolla picada y la mantequilla y rehogar todo bien hasta que esté muy tierno.
  3. Subir el fuego e incorporar los higaditos de pollo. Cocinar para que se doren de forma uniforme.
  4. Agregar el vino y dejar evaporar a fuego alegre.
  5. Añadir el tomillo, la pimienta y el perejil fresco. Un dado más de mantequilla y triturar todo muy bien. Dejar enfriar completamente. 
  6. Cortar las rebanadas de pan y servir el paté sobre las rebanadas terminando con unas gotas de vinagre balsámico, sal en escamas y perejil. 



Te puede interesar
Tagged with:
Compartir
Clara P. Villalón
Joselita 100%. Analista Económico, Licenciada en Economía. Y he trabajado en cocinas como El Bohío o Casa Marcial, en la sala de La Tasquería y ahora colaboro con medios como Metrópoli, El Diario Montañés (Vocento), La Razón, Cocinillas de El Español o El Comidista. Cocinera, asesora gastronómica, limpiadora de cacharros, fotógrafa y bodegonista por accidente, experta en gastronomía, desarrolladora de recetas, cronista restaurantil, fabricadora de ideas Gastro….
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)