Visita nuestra tienda y conozca el universo de Joselito
Logo Joselito
Imagen del post

Nutrición sostenible

Guillermo
22 septiembre, 2022
Hace 2 semanas. Actualizado 22 Septiembre 2022, 17:20
0 comentarios
Salud Nutrición sostenible

Vivimos una época en la que nos bombardean con noticias sobre el cambio climático de manera constante en redes sociales, en telediarios, periódicos…y siempre escuchamos lo mismo, “es muy tarde y no hay vuelta atrás”.   

Evidentemente, esta afirmación te da un bajón que te hace replantear seguir reciclando los envases por un lado, el vidrio por otro, también el papel el cartón, lo orgánico, pilas y así un largo etcétera.  

Pero lo sostenible no solo es reciclar, sino el consumo que hacemos nosotros en nuestro día a día. Desde la ropa que nos ponemos (evidentemente la que consumimos a lo largo de nuestra vida), a lo que viajamos y cómo lo hacemos, hasta lo que comemos. También, la alimentación tiene que ser muy sostenible.

Y esto no lo digo simplemente por el hecho de que si tienes en casa un par de plátanos pochos, no los tires a la basura (que también). Aquí hablamos del despilfarro. De hacer la compra de una manera poco consciente y después nos sobran alimentos y platos que tenemos que tirar. Mal. Tenemos que ser conscientes de lo que compramos, de lo que cocinamos y qué hacemos con todo eso que hemos comprado de más.

Pongamos un ejemplo. Hemos hecho un pollo asado y ha sobrado la mitad, algo típico. Lo que tenemos que hacer es que el pollo no perezca días y días en la nevera hasta que le salgan patas y se vaya por si mismo a la basura. Si ha sobrado pollo, lo guardamos en la nevera y lo comemos al día siguiente o dentro de dos. Si sigue sobrando pollo, lo podemos congelar como un buen método de conservación. Si aún así no te parece buena idea, lo puedes desmenuzar y reutilizar para hacer una ensalada para cenar por la noche. Si aún así ninguna de estas opciones te vale, piensa que siempre puedes hacer croquetas.

Esto es sostenibilidad o una forma de llevar una alimentación consciente y sostenible de cara a cuidar nuestro planeta Tierra. Empieza desde que lo elegimos hasta que lo consumimos. Hablamos de todo el proceso y toda la cadena alimentaria en lo que se refiere a nutrición. Para ello, vamos a ver una serie de tips nutricionales para poder llevar una alimentación y una nutrición lo más sostenible de cara a la larga y de esta manera cuidar nuestro planeta y todo lo que convive en él. 

Tips para una nutrición sostenible 


Está claro que llevamos un cierto retraso en cuanto a mimos hacia el planeta, pero como todo en la vida, mejora tarde que nunca. Para ello vamos a ver una serie de tips que todos deberíamos hacer y llevar a cabo, y que no cuestan nada. Esto es como todo en la vida, en el momento que te acostumbras ya lo tienes hecho. El tema es acostumbrarse. El ser humano es un ser de costumbres, así que ha llegado el momento:

Elige lo natural


En Joselito esa es la base de todo, optamos por los productos 100 % naturales, sin aditivos ni conservantes. Hay que recordar que lo procesado y lo ultraprocesado no suele ser muy sostenible, por eso es recomendable evitar este tipo de productos. 

Evita el desperdicio

Y esto empieza en las casas de cada uno. Desperdicio cero. Ya no estamos en épocas (nunca deberíamos haber estado) de despilfarrar la comida. Hay que hacer una compra consciente y un cocinado igual, y si sobra algún producto, existen muchas técnicas de conservación que irán muy bien para su consumo posterior. Lo dicho, si las verduras se están poniendo malas, invéntate un plato antes de tirarlas;

Temporalidad en los productos

Las naranjas se comen en invierno, y las fresas en verano, no intentemos alterar la temporalidad de los alimentos. Si hacemos esto, cuidamos el planeta y evitamos sobreexplotarlo. Fundamental que nos guiemos por el tiempo de producción de las frutas y las verduras;

Comercio justo y de proximidad

Teniendo un comercio justo, tenemos una relación comercial respetuosa. Eso también es sostenibilidad. Al igual que intentar consumir productos de proximidad, ya que evitamos un transporte que lo que hace es emitir CO2 a la atmósfera, y eso como todos sabemos, no es bueno;

Dieta equilibrada

Esto parece una bobada, pero a nivel usuario es lo más sostenible. Organízate bien la dieta, que sea variada y moderada, no optes por el exceso y hazlo de una manera consciente. 



Estos sencillos pasos que son muy fáciles de absorber por nuestro cerebro, nos harán ciudadanos mucho más sostenibles a la larga y sobre todo en el presente. Sé muy consciente del consumo de alimentos que hagas, no solo por ti sino por el planeta, que igual que cuerpo solo tenemos uno, planeta Tierra también. 


Te puede interesar
Tagged with:
Compartir
Guillermo
Nutricionista y Personal Eating Trainer Vicedecano del Colegio de Nutricionistas de Madrid Asesor gastronómico y nutricional y divulgador nutricional en prensa escrita y digital
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)