Logo Joselito
Imagen del post
Joselito y los diferentes tipos de carne
Guillermo
31 octubre, 2021
Hace 1 mes. Actualizado 31 Octubre 2021, 15:19
0 comentarios
Salud Joselito y los diferentes tipos de carne

Joselito y los diferentes tipos de carne

Ternera, pollo, cerdo, ¿qué carne es más interesante?

Hay multitud de carnes pero en España, tradicionalmente nos tiramos a 3 tipos: el cerdo, la ternera, el pollo, y listo.

Es verdad que el pavo con esto de la vida “healthy” que cada vez inundan más las calles también se ha metido en nuestra cesta de la compra, y de vez en cuando también solemos recurrir al cordero, pero quizás sea más de celebraciones, de Navidad, de una comida familiar, más que de nuestro día a día.

Por otro camino van las carnes de caza, aunque me imagino que este tipo sea más exclusivo de ciertas personas, en mi alrededor poca perdiz o poco ciervo consumimos.

Culturalmente, a la hora de comer o de cenar, parece que no hemos comido si de segundo no tenemos una carne o un pescado en el plato, casi igual que lo de tomarse un postre…como que no has rematado la comida si no te tomas la naranja de turno, y eso en España es algo cultural que viene de nuestros antepasados.Yo no soy quien para desmontar este tipo de tradiciones, a mi todo lo que sea comer, siempre me viene bien. Ya veré yo luego como lo quemo, pero lo más importante es celebrar a través de la comida y si es con variedad de platos pues mejor que mejor. Que para eso dicen que hay que comer 5 veces al día.




¿Qué nos aporta cada tipo de carne?

Evidentemente este artículo no es apto para vegetarianos, quizás más para carnívoros porque vamos a hablar de las bondades de la carne en general y ver las cualidades y las propiedades de unas y de las otras. Aún así yo les invitaría a que continuasen leyendo por si puedo repescar a alguno para que vuelva a disfrutar del jamón que tanto nos gusta.

Por todos es sabido que la carne aporta proteínas de alto valor biológico, hierro, zinc y vitamina B12, esta última exclusiva de los animales, una persona vegana no lo encontrará en ninguno de sus alimentos, por lo que puede necesitar suplementación.

Aún así rompo una lanza a favor de la gente que no come carne, no es indispensable en la dieta pero sí es recomendable que se asesoren por un profesional para que les pueda diseñar una buena alimentación variada y equilibrada. En este caso, el profesional debe ser el nutricionista.



Carnes rojas y carnes blancas

Dentro de las carnes, las hay magras (tejido muscular del animal) y grasas, que sí, que son más calóricas pero eso no es lo único que nos debería preocupar. Por ejemplo, las carnes rojas son ricas en mioglobina, un pigmento que contiene hierro y de ahí ese color.

En el equipo de las carnes rojas destaca la ternera, la carne de cordero, la cabra, toda la parte de caza y el cerdo.

Las carnes blancas en su mayoría son aves, como el famoso pollo, pavo y en contrapartida en lo que a aves se refiere tenemos el conejo, otra carne que desde mi punto de vista se consumía antiguamente más que ahora.

¿Cuál es la mejor manera de consumir los distintos tipos de carne?

El consumo de carne no tiene que ser exclusivo, como nutricionista siempre les digo a mis pacientes que es muy importante el acompañamiento. No podemos ir por la vida consumiendo carne de manera aislada.

Debemos acompañarla de verduras en su multitud de versiones y colores, o también con una legumbre, un grano como puede ser el arroz; pero lo más interesante es que vaya con bien de verde, que como sabéis eso tiene fibra y nos ayuda en las digestiones. Y en cuanto a las carnes (y en concreto la de cerdo) hay multitud de maneras de consumirla.

Desde un jamón, hasta una carne cruda, cocinada o en un guiso con patatas. Es un producto flexible, interesante en cuanto a propiedades y culturalmente muy integrada en nuestra dieta.



Tipos de carnes según el animal

Como he comentado anteriormente, en España por tema cultural recurrimos al pollo, a la ternera y al cerdo en su inmensa mayoría y en nuestro día a día. ¿Qué hay más carnes?, evidentemente. Pero vamos a centrarnos en estas 3.

Donde más recae la calidad de la carne, a parte de las proteínas de alto valor biológico es en la grasa donde el cerdo sale ganador. Quizás sea el animal del cual se aprovecha más partes, y es que ya lo dice el refrán: “del cerdo hasta los andares”.

1- Carne de pollo

Es una carne blanca muy consumida en nuestro día a día y también muy flexible a la hora de consumirla en diferentes platos de la gastronomía. Tiene partes menos grasas como la pechuga o más grasas como son las alitas (a mi he de decir que me gustan mucho, pero de pascuas a ramos).

Este tipo de carne es menos calórica en comparación con la carne roja y eso se debe a su bajo % de grasa

2- Carne de ternera

Este tipo de carne roja es recomendable espaciarla en nuestra dieta, es decir, ponerla por ejemplo una vez a la semana y no hacer un consumo constante de ella. No significa que sea mala, ni mucho menos, pero su uso no es conveniente que sea tan frecuente como podría ser la de cerdo o la de pollo.

Con un porcentaje de grasa mayor y un alto contenido calórico es interesante reducir su consumo por debajo del de otros tipos de carne.

3- Carne de cerdo

¡Qué no he dicho del cerdo que no se sepa! Vamos a decir o a hablar de las partes menos grasas del cerdo, como son el lomo, la paleta o el solomillo. Aunque que sean menos grasas no significa que sean más saludables.

De hecho el cerdo, de todas las carnes que tenemos en el mercado, es más que conocido por las propiedades y beneficios de su grasa.

En el caso del cerdo, tenemos el ibérico, es decir, donde colocamos a Joselito, y aquí las reglas del juego cambian porque no hablamos de una carne cualquiera. Contiene más grasa insaturada (la buena) que saturada.

Además el cerdo o la grasa del cerdo ibérico contiene omega 9 al igual que el aceite de oliva, pero no por eso significa que nos enchufemos cerdo bañado en aceite a diario

Lo importante de las carnes es la forma de preparación o cocinado y también lo mucho o poco procesadas que estén. De nada sirve que te tomes un filete de pollo si lo rebozas y lo fríes posteriormente.

Como siempre he dicho, que lo hagas alguna vez, bien, que lo hagas de manera frecuente, mal. Dicho lo cual, ya sabemos lo flexible y variado que son los productos Joselito…nada más que añadir.





Te puede interesar

Tagged with:
Compartir
Guillermo
Nutricionista y Personal Eating Trainer Vicedecano del Colegio de Nutricionistas de Madrid Asesor gastronómico y nutricional y divulgador nutricional en prensa escrita y digital
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)