Logo Joselito
Imagen del post
Ideas de desayuno Joselito
Clara P. Villalón
29 octubre, 2020
Hace 1 año. Actualizado 30 Abril 2021, 12:05
0 comentarios
Recetas Ideas de desayuno Joselito

Un desayuno equilibrado  y saludable de la mano del mejor producto del mundo, te ayudará a arrancar el día con energía, positividad y mucha felicidad. Los lunes son menos lunes y los otoños son más veranos, si las semanas empiezan junto a Joselito. 

Seguramente, ahora que “los olores” del verano quedaron atrás y volvemos a las rutinas de comidas saludables y cenas ligeras, uno de los mayores placeres que nos puede dar esta vida es amanecer temprano, después de haberse ido a dormir la noche anterior con cierta gusilla, soñando y siendo capaz de oler el café y saborear un buen desayuno. Desayunar con ganas, apetito y sin remordimiento es de lo mejor del mundo mundial. 

Joselito, tu aliado en los desayunos

Una vez más queda patente la importancia de tener siempre a mano el mejor producto Joselito. Despertarse, poner la cafetera y abrir ese sobre del mejor jamón del mundo o freír un par de huevos es la mejor manera de arrancar el día. Y lo cierto es que, aunque ya hayamos superado eso de que el desayuno es la comida más importante del día (no hay estudios al respecto), nos encantan los desayunos por la infinidad de formas, combinaciones y colores que nos otorgan. 

Dulces y salados son todo un clásico que nos permiten, además de disfrutar, darnos un caprichito de vez en cuando. 

Tostadas con aceite tomate y jamón

¿Quién no ha desayunado alguna vez una tostada con aceite, tomate y jamón? Es una de las fotos icónicas de la gastronomía mediterránea que a todo el mundo gusta. 

Podrá haber gente que le guste más, otra que le guste menos u otra que prefiera desayunar dulce, pero gustar, lo que se dice gustar, le gusta a todo el mundo. Además, lo bueno es que se hagan todos los cambios que se quiera, el desayuno sigue resultando tremendamente satisfactorio: se puede poner una tostada de centeno para que sea todavía más saludable si cabe, cambiar el clásico tomate rallado por tomate cherry y poner un buen aceite de oliva. 

Sea cual fuere la combinación de ingredientes elegida, añadiendo el mejor jamón del mundo Joselito, cien por cien natural, nada puede salir mal. Esa grasa fundente y deliciosa que se impregna en la tostada y despliega todo su sabor y aroma. 

Dicen por ahí que hay que desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo, y la verdad, no le falta razón al dicho. Aunque la mayoría de la gente, la mayoría de los días, no tiene tiempo para preparar un desayuno de campeonato, a todos nos encanta salir a desayunar fuera de casa u organizar un brunch en condiciones. 

Huevos revueltos, pasados, cocidos o en tortilla para desayunar

Con tiempo para cocinar, un buen desayuno preparado con dedicación es el mejor regalo de cumpleaños, del día de la madre o de cualquier otra celebración que merezca poner la cocina patas arriba desde primera hora de la mañana y un ingredientes que no suele faltar en estos homenajes matutinos es el huevo. 

En cualquiera de sus versiones de cocinado es un acierto seguro. Revueltos, pasados por agua, cocidos, en tortilla, hasta rellenos son una buena y válida opción. Da igual, pero, como estamos en plena montanera, ¡qué mejor manera de homenajear a la dehesa y a la época de máximo esplendor del happy pig Joselito que con unos buenos huevos fritos con chorizo

Así sólos, tal cual o dando una vuelta de tuerca a esta receta tan tradicional, acompañándola de un buen croissant francés con sus buenas capas de hojaldre de la mantequilla, aguacate y una delicada salsa de yogur que aligerará todo el conjunto; los huevos en el desayuno son una fiesta.

Si es una ocasión especial, la apuesta con nota francesa son los huevos benedict, que si ya de por sí están buenos, con la papada Joselito ascienden de liga, división y a la máxima categoría disponible. 

Desayunos saludables y caprichos son compatibles.

Lo más probable es que el desayuno nos guste tanto porque nos recuerde a aquellos veranos interminables de la infancia en los que se pensaba que un buen tazón de cereales o unas galletas, era algo nutritivo. 

Esto es algo que sí ha ido cambiando gracias a la progresiva concienciación e interés creciente por lo que nos metemos a la boca. Es por ello que tener Joselito a mano siempre es una buena decisión para desayunar, comer o almorzar de forma rica, sana y equilibrada. 

Lo más importante es alejarse de los ultraprocesados y azúcares añadidos sin más, en favor de preparaciones caseras, saludables, naturales y que uno sabe lo que llevan. 

Porque comer sano, disfrutar y darse un capricho de vez en cuando, no debería estar reñido, uno puede desayunar un croissant de obrador y no de bollería industrial, junto con una buena mermelada casera de higos (en vez del chocolate procesado) y el toque inconfundible del jamón que le va maravillosamente bien. 

Dulce, salado o las dos cosas juntas. Las versiones son infinitas y no puede haber excusas para alimentarnos bien. 

Gofre dulce o salado con longaniza Joselito

¿Que nos apetece un gofre? Pues perfecto, pero en vez de acudir a una nata azucarada se puede optar por un caramelo casero o, mucho mejor, por un hummus de guisante y una longaniza Joselito salteada a fuego fuerte. Por muy rara que pueda resultar la mezcla; el conjunto de sabores, la grasa de la longaniza y el crujiente del gofre, funcionan la mar de bien. 

Hay recetas de dulce y salado que suenan un poco mal pero nada más alejado de la realidad. Es cuestión de probar e improvisar, utilizando todos los ingredientes que quepan en nuestra imaginación. Abrir la nevera, ver qué productos Joselito hay y, a partir de ahí, amplia es la dehesa. 

Redescubriendo otros desayunos tradicionales

Por ejemplo, uno de los mejores desayunos que ha ideado el ser humano: los churros y las porras

Ese crujiente exterior a primera hora de la mañana que se moja en el  café con leche y despliega ese aceitillo que luego es delicia pura. Eso es algo espectacular que no tienen en ninguna otra parte del mundo. Pues bien, siempre se compran por docenas y siempre hay alguien que no disfruta con ello. 

Igualmente se le puede complacer dándole un giro de 360º y un toque oriental: porra rellena de hierbabuena, salsa curry, chutney de mango y papada. Buenísimo. Ligero, ácido, picante, dulce y el toque inconfundible de la papada Joselito. Es perfecto. 

Otro ejemplo más,  ¿que apetecen unas magdalenas? Pues si tenemos acceso a unas buenas magdalenas o muffins de obrador, con chorizo y queso emmental, están buenísimas. 

¿Quién no ha desayunado alguna vez una tortilla? Pues si se amplían miras, el horno puede trabajar sólo haciendo una quiche de puerros y salchichón. No deja de ser un pastel salado, que lo mismo nos sirve para comer o para cenar, hecho con huevos, puerros y salchichón que, además de encantar a jóvenes y mayores, uno se aleja de desayunos ultraprocesados

Sea como fuere, los desayunos hechos con tiempo, a todos nos encantan. Son una forma de empezar el día con energía, positividad y felicidad, aptos para todos los públicos y disfrutones por igual. Recuerden, hay que desayunar como reyes porque darnos un caprichito, comer sano y pasarlo bien, con Joselito, nunca está reñido. 

Te puede interesar

Tagged with: Desayuno
Compartir
Clara P. Villalón
Joselita 100%. Analista Económico, Licenciada en Economía. Y he trabajado en cocinas como El Bohío o Casa Marcial, en la sala de La Tasquería y ahora colaboro con medios como Metrópoli, El Diario Montañés (Vocento), La Razón, Cocinillas de El Español o El Comidista. Cocinera, asesora gastronómica, limpiadora de cacharros, fotógrafa y bodegonista por accidente, experta en gastronomía, desarrolladora de recetas, cronista restaurantil, fabricadora de ideas Gastro….
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)