Logo Joselito
Imagen del post
Comida para llevar a la playa o la piscina. Las mejores ideas con Joselito
Clara P. Villalón
16 junio, 2019
Hace 2 años. Actualizado 04 Mayo 2021, 08:47
1 comentario
Recetas Comida para llevar a la playa o la piscina. Las mejores ideas con Joselito

Disfrutar de los mejores momentos del verano en la playa o en la piscina no tiene que estar reñido con comer bien, Joselito es la mejor opción para darle el toque a tus comidas al aire libre.

Pasar un día de playa o de piscina y disfrutar del aire libre no debería estar nunca reñido con comer bien. Alejándonos de los clásicos bocadillos y sándwiches que se van quedando mustios con el paso de las horas al calor, lo cierto es que las opciones son muy variadas si queremos preparar la comida perfecta con un poco de cariño y para disfrutar de ella; porque no tenemos que dejar de gozar este momento en ningún lugar y para esta misión Joselito es siempre un gran aliado pues toda la variedad de embutidos que tiene, además del jamón, por supuesto, se convertirán fácilmente tanto en un snack ideal como también en el toque de gracia de platos frescos, sencillos de comer y de preparar, perfectos para disfrutar al borde de una piscina o a la orilla del mar. A la hora de decidir nuestro menú tendremos que tener en cuenta las temperaturas altas a las que vamos a exponer a la comida por lo que las bolsas isotérmicas o neveras portátiles serán nuestros mejores amigos y también que nos enfrentamos a jornadas maratonianas para las que necesitaremos energía natural, saludable y apetitosa.

Prepara tu menú Joselito para la playa o la piscina

En nuestra cesta de la playa nunca podría faltar una pieza entera de algún embutido como por ejemplo la presa ibérica curada que ahora se puede encontrar en Joselito’s Velázquez (últimas unidades de una pieza singular, con mucho carácter, elegante, tierna, que se parece al lomo pero que va un paso más allá) y que, una vez pelada, es perfecta para cortar en rodajas y comer con un poco de pan o unos picos. Podemos llevar también un poco de esta presa preparada en juliana para terminar un delicioso hummus casero, ese paté de garbanzos tan famoso en Oriente Medio que se verá potenciado si lo terminamos con toppings como algunos tomatitos cherry, rabanitos, hojas de menta y albahaca y también esta presa ibérica curada 100% natural libre de metales pesados. El hummus es una receta perfecta para llevar a la playa pues aguanta bien el viaje, no hace falta servirla y se come entre todos picoteando, untándolo en un poco de pan o directamente ayudándonos con algunas crudités o tostas crujientes.

En la playa o en la piscina, para las largas jornadas de sol, no puede faltar nunca un jugo fresco de albahaca y limón - por ejemplo - que mantendremos frío con la ayuda de neveras térmicas y hielo, las mismas que nos servirán para llevar también un gazpacho o ese clásico salmorejo cordobés bien cremoso que es ideal acompañar con unos taquitos del mejor jamón del mundo Joselito y también con un poco de huevo duro picado aunque para los más atrevidos la sugerencia sería probar con el huevo hilado, ese clásico navideño que podemos recuperar para los meses estivales pues su dulzor es el contrapunto ideal de ese ajo que lleva el salmorejo y el carácter elegante del jamón ibérico, ¡toda una sorpresa!

Las comidas copiosas en la playa no son buenas amigas por lo que una fresca ensalada de pasta integral o de lentejas puede ser la opción idónea pues también es muy fácil de transportar y de llevar aliñada. La pasta de lentejas es fácil de digerir, no contiene gluten, y una vinagreta elaborada a partir de un poco de chorizo, sésamo y soja combinada con las hojas frescas del cilantro y un topping de remolacha y queso fresco aportarán todos los nutrientes necesarios para mantenerse con fuerza durante todo el día. Si preferís optar por algo más contundente, una fantástica opción es una quiche de brócoli y salchichón Joselito con queso azul que se lleva en su propio molde hasta la toalla de la playa o hasta la mesa de la piscina y luego sólo se tiene que cortar en porciones para que todos la puedan comer directamente con la mano como también podría ser el caso de una empanada de higos, jamón y espinacas.

No hay mejor alternativa para el postre que un poco de fruta, melón o sandía cortados y aliñados con un poco de limón que servirían incluso para empezar la comida con unas lonchas de jamón o de esa presa curada de la que hemos hablado más arriba.

Te puede interesar

Tagged with: Vacaciones
Compartir
Clara P. Villalón
Joselita 100%. Analista Económico, Licenciada en Economía. Y he trabajado en cocinas como El Bohío o Casa Marcial, en la sala de La Tasquería y ahora colaboro con medios como Metrópoli, El Diario Montañés (Vocento), La Razón, Cocinillas de El Español o El Comidista. Cocinera, asesora gastronómica, limpiadora de cacharros, fotógrafa y bodegonista por accidente, experta en gastronomía, desarrolladora de recetas, cronista restaurantil, fabricadora de ideas Gastro….
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(1)
Pilar
hace 2 años
Divino, gracias
RESPONDER
0respuesta
Respondiendo a Pilar
CERRAR RESPUESTAS
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO