Visita nuestra tienda y conozca el universo de Joselito
Logo Joselito
Imagen del post

Gua Bao de Solomillo Joselito, una receta asiática en la que el pan es absolutamente clave

Clara P. Villalón
17 agosto, 2022
Hace 1 mes. Actualizado 25 Agosto 2022, 13:27
0 comentarios
Recetas Gua Bao de Solomillo Joselito, una receta asiática en la que el pan es absolutamente clave

El pan, tiernísimo, que da nombre a este bocadillo asiático recoge un tataki de solomillo Joselito con pepino y frambuesas perfecto para cualquier momento.



¿Qué es un Gua Bao?

Probablemente, el éxito de estos panecillos asiáticos que tanto se encuentran ya por todas partes se lo debamos al famoso cocinero David Chang que, desde su restaurante Momofuku, los popularizó rellenos de panceta y con un toque de pepino. Desde que la gente peregrinase al restaurante neoyorkino para comer únicamente este sándwich, el pan se extendió por todas partes dando lugar a bocados rellenos de mil posibilidades como hoy en día se encuentran en restaurantes de todo el mundo. 

Aunque su origen es Chino, es Taiwan la cuna de este bocadillo bajo el nombre de gua bao que se disfruta como comida callejera junto a otras delicias como el bubble tea, las bolas de taro o el pollo frito. Por supuesto, estos panecillos se pueden encontrar en muchos más países asiáticos, pero bajo otros nombres. Es curioso que allí, el uso de este pan, suele ir vinculado con un relleno determinado. En el pasado, en el norte de Taiwan se disfrutaba de este bocado durante el último día del año lunar. 

Como hemos dicho, el pan hoy es fácil de encontrar puesto que se vende congelado en grandes superficies asiáticas y también de manera online pero se podría hacer de forma casera sin problema y sólo teniendo en cuenta que necesita una fermentación en el proceso; como casi cualquier tipo de pan. Se preparan con harina refinada, levadura de panadería, un poco de levadura química de bizcochos y leche y la peculiaridad que tienen es que se cocinan al vapor a una temperatura controlada para que queden absolutamente esponjosos y tiernos. 

Solomillo Joselito, pepino y frambuesas, una combinación ganadora.

Con los panecillos ya preparados, sólo habrá que darles un toque de vapor final cuando tengamos todo el resto de los ingredientes listos. En este caso, el relleno será de un tataki de solomillo Joselito - que queda tremendamente tierno - que se acompaña con unas finas lascas de pepino, un poco de salsa teriyaki, mahonesa y unas frambuesas para terminar. El tataki se puede hacer con antelación y la carne podría dejarse marinando en la salsa durante una noche, con sal y pimienta, antes de ser sellada. O viceversa. Hay quien sella la carne a mucha temperatura en la sartén y después la sumerge en la marinada. Eso sí, el tataki muy frío nunca ha de ser comido así que la recomendación siempre es atemperar un par de horas la pieza de carne.

Por supuesto, estos panecillos nos servirían para ser rellenados de muchas recetas más como por ejemplo un solomillo frito estilo tonkatsu, acompañado por un poco de ensalada de col, un poco de secreto bien troceado con setas al brandy, o pluma macerada en miso rojo con calabaza y papada. En realidad, también quedarían fenomenal unas lonchas de Jamón Joselito acompañadas de un revuelto de huevo, pudiendo ser un desayuno ideal o unos trozos de longaniza fresca Joselito hechos en la barbacoa. 


Ingredientes (4 personas):

  • 4 panes tipo Gua Bao congelados
  • 1 solomillo Joselito
  • ½ Pepino
  • 6 frambuesas
  • 4 cucharaditas de mahonesa
  • 4 cucharaditas de salsa teriyaki
  • sal
  • pimienta negra molida
  • aceite de oliva virgen extra

Preparación:

  1. Limpiar muy bien el solomillo Joselito quitando la grasa y cualquier ternilla posible.
  2. Condimentar con un poco de aceite, sal y pimienta negra. 
  3. Calentar una plancha a fuego fuerte y sellar el solomillo al máximo por todas partes. Dejar reposar y untar un poco en salsa teriyaki.
  4. Preparar una vaporera y, cuando rompa el agua a hervir, disponer en ella los panes, tapar y dejar cocinar 2 minutos.
  5. Cortar el pepino muy fino y las frambuesas por la mitad
  6. Lonchear el solomillo Joselito muy finamente.
  7. Rellenar los baos con un poco de rúcula, el pepino, la carne, las salsas y las frambuesas troceadas. 


Te puede interesar
Tagged with:
Compartir
Clara P. Villalón
Joselita 100%. Analista Económico, Licenciada en Economía. Y he trabajado en cocinas como El Bohío o Casa Marcial, en la sala de La Tasquería y ahora colaboro con medios como Metrópoli, El Diario Montañés (Vocento), La Razón, Cocinillas de El Español o El Comidista. Cocinera, asesora gastronómica, limpiadora de cacharros, fotógrafa y bodegonista por accidente, experta en gastronomía, desarrolladora de recetas, cronista restaurantil, fabricadora de ideas Gastro….
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)