Logo Joselito
Imagen del post
El cáncer de mama, nos toca a todos de cerca
Guillermo
31 octubre, 2021
Hace 1 mes. Actualizado 31 Octubre 2021, 12:52
0 comentarios
Salud El cáncer de mama, nos toca a todos de cerca

El cáncer de mama, nos toca a todos de cerca

Quizás sea (por desgracia) el cáncer más conocido entre la población. Quizás también sea el más extendido o el más común. No sé vosotros, pero en mi familia ha tocado muy de cerca. De hecho, a día de hoy mi tía Teté tiene cáncer de mama, controlado, muy localizado y operable, pero tiene cáncer de mama, y eso asusta.


También mi tía Ana hace ya 12 años lo padeció (ese fue más agresivo, le tuvieron que quitar los 2 pechos y estuvo muy malita) y mi abuela Luchy, la cual murió de ello, fue muy luchadora pero eran otros tiempos. Otra época concretamente, era el año 87 y no había tantos avances como existen a día de hoy. Yo lo pienso muchas veces, si le hubiese pasado hoy en día se hubiese salvado fijo, pero era otra época como digo.







19 de octubre: Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama


Pero bueno, aquí no estamos para ponernos tristes ni pesimistas, simplemente para recordar todas aquellas que lucharon y se quedaron por el camino (y también muchos, porque no es una enfermedad exclusiva de mujeres, eso también se debería saber). 


Hoy día 19 de octubre se celebra el día internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama. 


Sin ir más lejos este fin de semana he estado de visita en Zamora y me he unido a la marea rosa que ha inundado toda Zamora. Un acto muy bonito, juntas a muchas familias y amigos y es por una buena causa. Y ya de paso nos hacen mover el culo a todos porque hay mucho vagoneta que caminar 7 km se le hace bola, así que sinceramente, yo en esto solo veo cosas positivas. 

¿Cómo llevar una dieta saludable?

Sinceramente tampoco hay que cambiar la alimentación de manera radical por tener cáncer de mama. Ya de por sí tiene un tratamiento agresivo entre operación, quimioterapia, radioterapia o el tratamiento de turno, como para encima quitarnos alimentos que nos apetezca y ponernos estrictos. Aquí hay que ser facilitadores, porque el tema de cabeza influye mucho. 

Hay que estar motivada, con el ánimo arriba, optimista y, sobre todo, disfrutar con todo lo que hagamos, y creo recordar que comer es un placer (o por lo menos para mi), así que quiero que siga siendo así para plantarle cara al cáncer.

Es conveniente saber que la gente que está con un diagnóstico o con un tratamiento de cáncer de mama puede subir de peso durante esos meses debido a un consumo más elevado de calorías (y mira que a mi las calorías me dan igual…pero tendemos a consumir más).

Reducimos la actividad física quizás por un aspecto emocional (poca motivación) y también físico, porque no estamos al 100%, además comienza una menopausia precoz, mucha ansiedad e incluso principio de depresión (y todo canalizado con la comida).

6 claves fundamentales para llevar una dieta saludable

Sienten mucho más hambre emocional para lidiar con todas las emociones que se están experimentando, mucho más hambre fisiológica por los esteroides que se recetan…es decir, es normal que se aumente de peso, pero veamos qué truquillos podemos hacer y cómo podemos reforzar la dieta:

Dieta equilibrada 

Parece sencillo pero como todo, no lo es. Es muy importante reforzar vitaminas y minerales porque con tanto tratamiento agresivo, nuestro sistema inmunitario se ve en cierta manera un poco debilitado, por lo que hay que reforzarlo con ciertos nutrientes, y para ello llevar una dieta equilibrada y variada con una buena cantidad de frutas y verduras principalmente.

Actividad física

Necesario hacer ejercicio con regularidad a lo largo de la semana. Me atrevería a decir que incluso a diario. Y no significa que vayamos a boxeo, no, sino que darnos un paseo todos los días es fundamental. Y la actividad física no solo está recomendada por la parte física (valga la redundancia), sino porque también nos viene muy bien para la cabeza y despejarnos de todo el mundo convulso que nos rodea en esos momentos.

Controlar proporciones

Casi que aquí tenemos que recurrir al famoso “Plato de Harvard”, y es que la verdad nos puede ayudar mucho. Dividir el plato en 50% verdura, 25% proteína y el otro 25% hidrato de carbono como puede ser arroz, patata o de manera más “flexible” quinoa. Es algo básico pero en estos momentos que no nos apetece pensar pero sí estar ordenados y organizados, este famoso plato nos puede ayudar mucho.


Comida consciente

Cuando digo consciente me refiero a que comamos siempre poniendo los 5 sentidos. Muchas veces tendemos a hacerlo mientras vemos una serie en Netflix a la que estamos enganchados, ojeando una revista o enredando con el móvil. 

Es importante que cuando comas, no tengas estímulos externos para no empezar a comer de manera descontrolada. Además suele ir acompañado de la fuente encima de la mesa, o la bolsa de colines ahí…o los 250 gramos de jamón Joselito ahí puestos. Coge la cantidad que necesites, póntela en un plato y a disfrutar


Hidratación

En estas situación, beber agua es muy importante. Nuestro cuerpo experimenta cambios (no precisamente positivos) y los órganos tienden a deteriorarse. Al fin y al cabo el tratamiento es una forma de matar al bicho envenenándolo, pero claro, envenenamos lo bueno y lo malo. Importante tomar fruta entera y no tanto zumo…es fundamental el momento de la masticación.

Etiquetado nutricional

Siempre es importante leer las etiquetas de los productos que nos comemos, pero en esta situación mucho más. Evita productos con azúcares añadidos, y también los que tienen grasas saturadas. Con estas 2 pequeñas cosas ya es más que suficiente, pero si un día te da un achuchón y “necesitas” comerte algo de bollería industrial, pues mira, más se perdió en la guerra

Dicho esto, hay que ser pacientes y como digo, controlar a la bestia que es ese hambre emocional y que puede aparecer de repente. Como truco te recomendaría que hicieses lo que le digo yo a mis pacientes que es “el diario de la barriga”, un diario donde anotes todo lo que vas comiendo día a día, créeme que te ayudará mucho a controlarte. 

 Quizás sea (por desgracia) el cáncer más conocido entre la población. Quizás también sea el más extendido o el más común. No sé vosotros, pero en mi familia ha tocado muy de cerca. De hecho, a día de hoy mi tía Teté tiene cáncer de mama, controlado, muy localizado y operable, pero tiene cáncer de mama, y eso asusta.

También mi tía Ana hace ya 12 años lo padeció (ese fue más agresivo, le tuvieron que quitar los 2 pechos y estuvo muy malita) y mi abuela Luchy, la cual murió de ello, fue muy luchadora pero eran otros tiempos. Otra época concretamente, era el año 87 y no había tantos avances como existen a día de hoy. Yo lo pienso muchas veces, si le hubiese pasado hoy en día se hubiese salvado fijo, pero era otra época como digo.


Te puede interesar

Tagged with:
Compartir
Guillermo
Nutricionista y Personal Eating Trainer Vicedecano del Colegio de Nutricionistas de Madrid Asesor gastronómico y nutricional y divulgador nutricional en prensa escrita y digital
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)