Logo Joselito
Imagen del post

Cómo detectar los alimentos procesados

Guillermo
19 febrero, 2021
Hace 1 año. Actualizado 17 Noviembre 2022, 17:07
0 comentarios
Salud Cómo detectar los alimentos procesados

Empecemos con la definición de alimentos procesados. Son aquellos alimentos que han soportado cambios o han pasado por algún grado de procesamiento industrial antes de llegar a nuestra mesa para que los podamos consumir. 

Esta sería la definición literal de alimentos procesados, al fin y al cabo, alimentos que sufren un proceso, en este caso industrial. Se les modifica las características para su futuro consumo. No es como un tomate que lo recoges de la huerta y te lo comes, en este caso los procesados sufren transformaciones para su consumo final. 

Y más que evitar la comida procesada, sería mejor minimizarla o por lo menos controlarla. ¿Por qué? Porque en el momento que empezamos a prohibir las cosas, aumentan las ganas hacia eso prohibido. 

Cómo controlar la ingesta de alimentos procesados

No me digáis que de pequeños os quitaban un juguete durante una semana, y te resultaba imposible jugar con los otros 473 juguetes que tenías, porque simplemente nuestro cerebro quiere lo que es imposible…queremos lo que no tenemos (o no podemos tener en ese momento). Por eso en consulta juego mucho con la psicología del paciente y os cuento con qué finalidad.

Jamás le he prohibido un alimento a un paciente excepto que sea alérgico o intolerante. Si no le causa ningún problema, nunca se lo quitaré de la dieta, pero sí es verdad que se lo voy a regularizar. 

En el momento que le diga que le prohibo las patatas fritas, sus ganas aumentarán. Si no se las prohíbo y le pongo una patata asada con el pollo, la cosa cambia. Ahí hablamos de cambiar alimentos procesados, por el origen de esos alimentos. Tranquilos que no os vais a quedar sin comer patatas fritas, simplemente os voy a enseñar cómo comerlas, o por lo menos saber detectarlas.

Ejemplos de alimentos procesados 

En consulta uso muchas infografías para explicarles a los pacientes ciertas cosas, y una de ellas son los alimentos procesados. Aquí necesitaría las artes de un buen diseñador gráfico o un buen dibujante para explicarlo, pero no pasa nada, intentaré hacerlo lo mejor posible mientras escribo aquí palabras. Por ejemplo, vamos a dividirlos por grupos de alimentos para entenderlo mejor:

Frutas, evita los zumos procesados

Comerse un kiwi, una mandarina (tan rica en este tiempo) o un plátano, nada tiene que ver con comerse (o mejor dicho, beberse) un zumo de naranja procesado con un bajo porcentaje de naranja y con azúcar por un tubo. Y si rizamos el rizo, un helado de frutas también hay veces que se cuela como fruta por el hecho de tener sabor “de fruta”. Y ya para echarnos unas risas, el vino, que sí, que tiene mucha uva

Verduras

Una lechuga, zanahoria, un buen tomate de huerta en verano, pero también podemos ver la versión ultraprocesada en cuanto verduras se refiere. El ketchup. No te rías que es verdad, hay gente que se piensa que consume sus raciones de verdura diaria por el simple hecho que está hecho con (una milésima) tomate. Ojo al dato

Lácteos, apuesta por la leche natural

 La leche de toda la vida, a ser posible entera y con todas las de la ley como digo yo. Huye de esas que vienen “sin lactosa, sin grasa, sin, sin…enriquecida con, con, con”, la leche es leche y tiene que ser así. Un procesado podría ser un yogur, un ultraprocesado podría ser un yogur bebido con muchas cosas dentro…los de “con, con, con”

Tubérculos

Una patata asada como muchas veces hemos consumido, un buen acompañamiento y una buena base para muchos platos. En opuesto podrían ser las “patatas” de bolsa que son todas iguales y que si te pones a leer los ingredientes, son más fécula que otra cosa. Eso sería un procesado en este grupo. Pero cuidado, que hay patatas fritas de bolsa que son una auténtica delicia. A ser posible las de churrería, fritas en aceite por lo menos.

Cereales, huye de la bollería industrial

El trigo, la avena…o en su defecto, derivados de buena calidad que no tengan mucho proceso de transformación. Un ultraprocesado sería las barritas energéticas con copos de avena. Aquí quiero sacar la lupa y ver donde está la avena. Mucha avena pero poco cereal. El pan de molde inofensible, las galletas, o la bollería industrial. Mu’ rico todo pero no dejan de ser unos procesados.

Pescados, mejor sin fritura

Un buen salmón al horno, o un pescado blanco como puede ser una merluza a la plancha. En contrapartida, aquí tendríamos por ejemplo el surimi de pescado, más conocido como “palitos de cangrejo”, y por otro lado las “varitas de merluza” que vienen congeladas y directas para ser fritas, son procesados y hay que consumirlos con mucha moderación 

Carnes

Un buen lomo de Joselito para hacer a la plancha o un pollo asado mismamente. Su ultraprocesado, unas croquetas congeladas de jamón, ¡a saberse si esas croquetas han visto un cerdito en su vida! También ciertos embutidos que llevan más lactosa que carne animal, menos mal que esto en Joselito no pasa, doy fé de ello, que yo hablo con los cerditos

Como resumen hay que tener cuidado y leer mucho los ingredientes de los alimentos que nos vamos a comer, ya que muchos alimentos son “lobos con piel de cordero”. Os voy a dar un truco que yo uso bastante a la hora de detectar un procesado y que quizás os puede ayudar un poco. 

¿Esto lo vería así en la naturaleza? Un tomate sí, la leche igual, el trigo, el pescado o unas costillas de cerdo, poco proceso tienen, pero ¿unas galletas?, ¿y un helado tutti-frutti?…¿y el ketchup? Creo que cuenta como verdura del día. Ahí lo dejo

Te puede interesar
Tagged with: Consejos
Compartir
Guillermo
Nutricionista y Personal Eating Trainer Vicedecano del Colegio de Nutricionistas de Madrid Asesor gastronómico y nutricional y divulgador nutricional en prensa escrita y digital
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)