Logo Joselito
Imagen del post
Ideas para combinar queso y Jamón Joselito
Clara P. Villalón
05 marzo, 2021
Hace 1 año. Actualizado 23 Abril 2021, 10:53
0 comentarios
Recetas Ideas para combinar queso y Jamón Joselito

Como diría Fórmula V, “volverás a ser un niño, al recordar aquellas tardes de sol”; tardes que, por lo general, iban acompañadas de un buen bocata. Porque es así, además de zambullirnos en agua y barro, nuestros mejores recuerdos están acompañados de comida en cualquiera de sus muchas manifestaciones; pero, sobre todo, entre dos trozos de un buen pan

El bocadillo de chorizo era todo un clásico, consumido por igual entre clases altas y bajas, pero no era el único. Hay una infinidad de bocadillos listos para ser zampados. Y, con Joselito, el resultado está más que garantizado. 

Sándwich mixto, el plato de jamón y queso más conocido

Sin embargo, como si se tratase de algo celestial, cuando era un día especial o se salía a merendar fuera de casa, el sándwich mixto entraba en acción. Una preparación atemporal que, bien hecha, es una de las cosas más maravillosas del mundo mundial. 

Lo malo de ello es que, por raro y difícil de creer que pueda parecer, es verdaderamente complicado encontrar uno de calidad; muchas veces por escasez de paciencia (ha de hacerse a fuego bajito, para que la mantequilla caramelice y el queso funda) o deficiencia de materia prima. 

Por cosas como esta, la mejor manera de acertar y asegurar la victoria es utilizando el mejor producto del mundo Joselito. Un crujiente y tostado trozo de pan relleno de un fundente y oleoso corazón lleno de sabor es lo esencial para arrancar o terminar el día. Y es que el Jamón Joselito armoniza de maravilla con la mayoría de ingredientes. 

La ciencia del sándwich mixto es un arte que muy poca gente logra dominar. Simple en apariencia, pero correoso en ejecución, es una de las primeras formas que se nos viene a la mente a la hora de combinar el jamón y el queso. Sin embargo, hay multitud de deliciosas maneras de llevar a cabo este magnífico tándem en nuestras cocinas. Y siempre, siempre con Joselito de la mano, un gran queso y un buen pan bajo el brazo.

¿Cómo se pueden combinar el jamón y el queso?

La idea de emparedar alimentos surge de la necesidad de llevarse algo a la boca fuera de casa (recetas con jamón Joselito para llevar al trabajo y hacer más llevadera la rutina), de forma fácil, rica y para toda la familia.  

No obstante, los bocadillos no son la única forma de acometer tan deliciosa labor. Los hidratos se manifiestan de muchos y versátiles modos a lo largo del panorama mundial. En Francia, por ejemplo, es muy famosa la quiche; la cual, si ya es buena, ascenderá a la luna con un buen queso emmental, puerro y el remate final del mejor jamón Joselito del mundo. 

Si recorremos el litoral en dirección Este, podemos acercarnos a la costa italiana para deslumbrarnos con la inigualable pasta fresca del país: raviolis de espinacas con pecorino y jamón Joselito es otra de las muchas suculentas armonías que nos ofrece el jamón y la gastronomía vecina. 

Otra de ellas, junto con la pizza, son los clásicos risottos que, al igual que las dos elaboraciones anteriores, admiten muchos y diversos ingredientes. Ferrán Adriá bien conoce la simbiosis perfecta que forman el arroz y el jamón. La versión española de esta preparación, la paella o el arroz con cosas, también sufre de la concordancia perfecta con tan preciado salazón, denominación de origen y mejor embajador de nuestro país. Esencia pura de la Dehesa en un plato. Y ya si nos liamos la manta a la cabeza y fusionamos las tres mejores representantes de la cultura mediterránea (Italia y risotto; Francia y queso; y España y jamón), podemos coger ingredientes de cada país y cocinar un fantástico arroz cremoso de calabaza, queso brie y jamón Joselito para despedir el invierno y dar la bienvenida a la tan ansiada primavera. 

Otras opciones para disfrutar del jamón con queso

Y no sólo de bocadillos o de estos clásicos se vive, ya que lejos de ellos, se puede innovar y hacer preparaciones sin necesidad de fundir queso como la nectarina con mousse de queso y jamón o la fritatta de queso y espárragos que nos sacan del sota, caballo y rey de lo que estamos acostumbrados. Pequeños y grandes bocados con mucho queso que se transportan francamente bien y que no dejarán indiferente a nadie. 

Cuando una loncha de Jamón Joselito entra en tu boca, las papilas gustativas comienzan a salivar y los intensos aromas de la dehesa, del cuidado extremo, del tiempo y de la mejor alimentación, inundan el paladar. Esas notas potentes donde aparece el yodado salino, un dulzor acaramelado, tonos de frutos secos y cierto amargor elegante final son la nota característica de tan preciado manjar con gran reconocimiento internacional. 

La bellota y el pasto (únicos alimentos de los cerdos Joselito) proveen al animal de un sabor único que se ve influenciado por la climatología de cada año y que después se remarca con el proceso de curación en el que cada jamón adquiere su propio y particular carácter. 

La complejidad aromática del mejor jamón del mundo nos abre la ventana a una serie de maravillosas y sorprendentes armonías donde destaca, entre otras muchas, el queso. Y en particular, un queso potente. Mantecar los arroces ya descritos, coronar una pizza o terminar una pasta, siempre es mejor con queso y jamón Joselito. 

Te puede interesar

Tagged with: Jamón Joselito
Compartir
Clara P. Villalón
Joselita 100%. Analista Económico, Licenciada en Economía. Y he trabajado en cocinas como El Bohío o Casa Marcial, en la sala de La Tasquería y ahora colaboro con medios como Metrópoli, El Diario Montañés (Vocento), La Razón, Cocinillas de El Español o El Comidista. Cocinera, asesora gastronómica, limpiadora de cacharros, fotógrafa y bodegonista por accidente, experta en gastronomía, desarrolladora de recetas, cronista restaurantil, fabricadora de ideas Gastro….
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)