Logo Joselito
Imagen del post
Cena de fin de año con Joselito
Clara P. Villalón
31 diciembre, 2020
Hace 1 año. Actualizado 26 Mayo 2021, 09:43
0 comentarios
Recetas Cena de fin de año con Joselito

Termina este turbulento año por todo lo alto con el mejor producto Joselito gracias a la nueva gama Joselito EATS: croquetas, empanadillas o un excelso Lomo Wellington; bien acompañadas del irrenunciable rey de estas fechas, el mejor jamón del mundo.

En estas fechas está el dilema de siempre. Queremos sorprender a todos nuestros invitados con las mejores recetas, pero a la vez, trabajar lo menos posible y disfrutar de lo verdaderamente importante durante estas fiestas: la familia (y la comida).

La mejor forma de conseguir esta simbiosis perfecta entre buena comida y poco trabajo es de la mano de productos preparados, naturales, sin conservantes ni colorantes y de muy buena calidad. El mejor ejemplo de este tipo de productos es la nueva gama de Joselito Eats. Además de ello, cualquier producto que sea emplatar, aliñar ligeramente y degustar; siempre son un acierto. 

Joselito Eats son preparaciones made in Joselito que pretenden solucionar una comida o una cena de una forma fácil y  rápida, pero, a la vez, fomentando una alimentación equilibrada y 100% natural con la máxima calidad gastronómica.

9 platos elaborados, utilizando solo ingredientes naturales, algunos congelados como las Croquetas de Jamón Joselito o los Medallones de Solomillo Joselito; y otros refrigerados como sus Albóndigas de Abanico o el Néctar de Jamón Joselito.

El plato estrella en este lanzamiento es el Wellington de Lomo Joselito con duxelle de paté y champiñón que, de primera mano, se puede asegurar que es el auténtico hit de estas navidades. Un plato elegante y exquisito que tras 40 minutos exactos en el horno estará en su punto para hacer las delicias en estas comidas y cenas navideñas.

Productos naturales en los que prima una paciente y cuidada elaboración, basada en recetas de toda la vida y con unos ingredientes que elevan el valor de la cocina a un nuevo nivel. Por supuesto, todos los platos están preparados para que conserven todo su sabor hasta que llegue el momento de disfrutarlos. 

Las navidades son unas fiestas en las que, al contrario de lo que propugnaba la Biblia, se puede pecar gastronómicamente sin problema. Ya habrá tiempo de preocuparnos si nos abrocha o no el cinturón; para ello y, mientras tanto, hay que concentrarse en ser felices.
Por lo general, la comida tiene mucho que ver en eso. Tanto que una mala comida puede arruinar un viaje, un cumpleaños o, incluso, la cena de Nochevieja.

Empezar con buen pie es fundamental, por lo que una ronda de entrantes navideños, aperitivos curados con productos Joselito o algunos más elaborados como los espárragos con holandesa de trufa; siempre son bien recibidos y agradecidos. Y ojo, aunque pueda ser recomendable por su calidad y facilidad de preparación, no sólo de Joselito se pueden disfrutar las fiestas.

Una buena trucha ahumada o incluso curada de forma casera (misma proporción de azúcar y sal, 24h en la nevera) acompañada de unos blinis caseros (una taza de harina, una taza de leche y un huevo) con queso fresco está buenísimo y les gusta a todos; jóvenes y mayores. 

Y ya que la Navidad es una época en la que comer bien y rascarse un poco el bolsillo está permitido, ¿por qué no aprovechar la ocasión para comprar productos de temporada excelsos y de lujo como la trufa negra? Es una forma para dar la bienvenida al año por todo lo alto y con una sonrisa de oreja a oreja. Además, como este año somos pocos, pues por qué no darse un capricho. Si es que la vida son dos días y hay que celebrarla todos y cada uno de ellos. ¿Hay una forma mejor de hacerlo que rodeado de los tuyos y de buena comida?

Entre entrante y principal, nada mejor que un buen consomé Joselito (muy fácil de hacer y dignos de grandes chefs como Ferrán Adriá para entonar el cuerpo y preparar el paladar para el muy seguro guisote o pescadazo (el cual por cierto, al igual que la carne, puede hacerse de pescado) que vendrá a continuación. Roast beef, pavo asado, prime rib (o côte rôtie), pata asada, besugos al horno, chipirones en su tinta o bullabesa; infinitas recetas para despedir este año tan raruno de una forma maravillosa. Hay que sonreír cada día y cocinar; cocinar mucho porque, como diría Robin Food, el mundo se va a acabar. 

Antes  de la llegada de las uvas, nada mejor que poner el broche final al homenaje gastronómico con los archiconocidos dulces de navidad. Esa bandeja presidida por turrones, mazapanes, peladillas, orejones y demás postres que siempre dan vueltas de un lado para otro (a veces de año en año) Aunque no sea muy típico, después del viejuno sorbete y antes de la bandeja de turrones, ¿por qué no hacer un auténtico postre? Arroz con leche, natillas o cualquier tipo de tarta. Ya se sabe que no es nada habitual, pero seguro que muchos lo agradecerán. Un festín para despedir el año como Dios manda. 

Con estos productos se puede confeccionar una cena de principio a fin (sólo habría que poner la guinda al pastel con un buen postre o los mejores turrones) y así despedir el año por todo lo alto. Una comida que puede dejarse a punto para un último toque de horno mientras los invitados se están entreteniendo y picoteando unos aperitivos navideños y alguno de los mejores productos de Joselito: el jamón, la coppa, el salchichón o, imagínense ustedes, un bocadillito de chorizo. Empezando así la comida, nada puede salir mal. Una auténtica Joselito Experience’s en vuestra propia casa de una forma rápida, fácil y mucho más barata de lo que saldría hacerla en casa.

Pero eso sí, hay que recordar siempre la importancia de respetar las normas de seguridad y así poder disfrutar sin remordimientos. 

Te puede interesar

Tagged with: Navidad
Compartir
Clara P. Villalón
Joselita 100%. Analista Económico, Licenciada en Economía. Y he trabajado en cocinas como El Bohío o Casa Marcial, en la sala de La Tasquería y ahora colaboro con medios como Metrópoli, El Diario Montañés (Vocento), La Razón, Cocinillas de El Español o El Comidista. Cocinera, asesora gastronómica, limpiadora de cacharros, fotógrafa y bodegonista por accidente, experta en gastronomía, desarrolladora de recetas, cronista restaurantil, fabricadora de ideas Gastro….
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)