Logo Joselito
Imagen del post
Calamar con Longaniza Joselito: sorprende con este mar y montaña
Clara P. Villalón
27 julio, 2020
Hace 1 año. Actualizado 30 Abril 2021, 10:09
0 comentarios
Recetas Calamar con Longaniza Joselito: sorprende con este mar y montaña

Calamar con Longaniza Joselito: sorprende con este mar y montaña 

Especialmente en verano, tener Joselito en la nevera siempre nos puede solucionar una cena. Sorprende a tus invitados con este calamar con longaniza muy rápido y fácil de hacer. Todo el sabor y aroma del mar en perfecta consonancia con el indiscutible gusto de la leve semi curación del embutido. Porque los productos Joselito se llevan estupendamente con el mar.

Sol y verano. Playa y buen tiempo. Una cerveza fresquita en un chiringuito con una de esas buenas comilonas de tasca playera en las que, sin carta y según el día, el cocinero te pone lo que buenamente le ha traído el pescadero unas horas antes. ¿No le han entrado a todo el mundo ganas de trasladarse por arte de magia a la playa o a esos recuerdos?

Si todavía no se ha podido disfrutar del verano como Dios manda, pero notas el sentir de las olas y el grito de las gaviotas, hoy toca una de las recetas que forman parte indisoluble del recetario de los países costeros del mar Mediterráneo.

Eso sí, con el toque característico de la península ibérica: el producto Joselito. En este caso la Longaniza semicurada (durante 15 días únicamente); una mezcla de carnes picadas, procedentes exclusivamente de las mejores zonas de los Happy Pig, aliñadas únicamente con sal marina, pimentón y ajo.

Esta mezcla es amasada, embutida y pasada por un proceso de maduración, el cual le dota de su aroma y ese irresistible leve sabor ahumado y punzante a la vez que elegante, que se queda pegado en el paladar.

Y hoy, este mar y montaña lo protagoniza el calamar. Un producto maravilloso que se encuentra en plena temporada. Uno a uno salen con la guadañeta del agua en plena madrugada las mejores piezas de estos cefalópodos cargados de tinta, que hay que saber tratar para darles el punto perfecto y que así no queden ni duros ni chiclosos, una batalla con la que tendremos que lidiar pero será mucho más sencillo si el producto es de primera.

En este caso, el plato bebe de la clásica receta de calamares encebollados, tan rápida y fácil de hacer, que a todo el mundo gusta y, disolviendo parte de su tinta en vino fino, lo acompañamos de una judia verde salteada que absorberá parte de la grasa y le dará frescor.

Además, si eres de los que se comen todo con pan, qué mejor manera de comer los calamares que en el castizo y simbólico bocadillo de cefalópodos de Madrid. El toque Joselito le dará ese punch de sabor y jugosidad para que empape bien el pan.

Mar y montaña: la cocina popular de los pescadores

El mar y montaña, o mar i muntanya, proviene en su origen de la cocina popular de los pescadores, quienes se reunían sobre todo en momentos de celebración para consumir el pescado que les había sobrado junto con la carne que buenamente podían conseguir. O, como sucedía en la mayoría de casos, con los embutidos que tenían colgados y no se estropeaban.

Así pues, en este tipo de platos cualquier combinación es posible si el resultado es bueno. Y además, como ya se ha visto, los embutidos Joselito dan un juego fantástico logrando una gran armonía entre el mar y el sabor del campo y dehesa Joselito.

Por ejemplo, podemos elaborar una tosta de atún y anchoa con una fina loncha de papada Joselito que se torna traslúcida y se funde en tu paladar. También se pueden hacer recetas con carne fresca, como en el caso de la presa Joselito, la cual se puede picar y con ella, elaborar unas albóndigas de presa y sepia buenísimas.

Sea como fuere, hay que dar rienda suelta a la imaginación y probar todas las recetas que os apetezcan cocinar porque, alejados del purismo y lo tradicional, ¿qué más da lo que digan si el resultado es bueno? Joselito, gracias a esos toques salinos y ahumados, realza los sabores y aromas de todos los platos llevándolos a niveles estratosféricos. Con buen producto, poco o nada más hay que hacer.

INGREDIENTES: 

  • 1 calamar fresco con su tinta.
  • 50 gr de Longaniza Joselito.
  • 1 cebolla.
  • 50 gr de judía verde.
  • 20 ml de vino Fino.
  • Aceite.
  • Sal.

PREPARACIÓN: 

  1. Corta y limpia el calamar en trozos medianos. Cincela ligeramente, con mucho cuidado de no cortarlo, y añade sal. En una sartén bien caliente, echa un chorrito de aceite y pon el calamar. Cuando esté dorado (apenas 2 minutos), dale la vuelta y repite el proceso. Es muy importante que no se pase ni se quede corto, pues de lo contrario podría quedar chicloso.
  2. Por otro lado, corta la longaniza en cuadraditos y saltea en una sartén muy caliente sin aceite.
  3. Corta la cebolla en cuadraditos pequeños y, junto con las patas del calamar también cortadas, haz un sofrito muy lentamente. Que todo se quede pochadito y coja color. En el último momento, añade el Fino y deja reducir.
  4. Saltea la judía verde, cortada finamente en diagonal, y añádela por encima.



Te puede interesar

Tagged with: Longaniza Joselito Recetas con longaniza Joselito
Compartir
Clara P. Villalón
Joselita 100%. Analista Económico, Licenciada en Economía. Y he trabajado en cocinas como El Bohío o Casa Marcial, en la sala de La Tasquería y ahora colaboro con medios como Metrópoli, El Diario Montañés (Vocento), La Razón, Cocinillas de El Español o El Comidista. Cocinera, asesora gastronómica, limpiadora de cacharros, fotógrafa y bodegonista por accidente, experta en gastronomía, desarrolladora de recetas, cronista restaurantil, fabricadora de ideas Gastro….
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)