Logo Joselito
Imagen del post
Bollería salada Joselito, la opción perfecta para cualquier momento del día
Clara P. Villalón
16 abril, 2021
Hace 7 meses. Actualizado 16 Noviembre 2021, 10:53
0 comentarios
Recetas Bollería salada Joselito, la opción perfecta para cualquier momento del día

Brioches, hojaldres, masas quebradas… la bollería salada nos permite un sinfín de posibilidades que, incluyendo diferentes productos de Joselito, se pueden convertir en un absoluto producto gourmet.

Harina, mantequilla, azúcar, huevos… la bollería es un arte que cambia en función de la preparación que decidamos elaborar. Nada tiene que ver un cruasán con un brioche o con un donut. 

Cuando hablamos de bollería nos referimos a recetas que en su lista de ingredientes cuentan con levadura de panadería o levadura química y para comprender su origen nos deberíamos trasladar al antiguo Egipto, donde ya se contaba con diferentes preparaciones de bollería clasificados en función de la harina usada, los productos añadidos o el tipo de cocción de las mismas. 

Estamos hablando de una palabra clave: la masa. Y si el secreto está en la masa, también está en el relleno que utilizamos para completarla. Vamos a ver en este artículo cómo a partir de los mejores productos de Joselito podemos organizar una merienda, un desayuno, un brunch o preparar bocados de bollería para cualquier momento de una comida en versión salado. 

Opciones para disfrutar de la bollería salada

Quizás si hablamos de bollería lo primero en lo que pensamos es en el croissant o cruasán que se dice que tiene su origen en Viena, a pesar de que fueron los franceses los que lo han popularizado haciendo prácticamente una bandera nacional con él. 

Una bandera que nació en realidad del símbolo otomano, la luna creciente - lune croissant - que era un símbolo de la derrota de los turcos.

1- Croissants en versión salada

Hablando del croissant, con él las posibilidades son prácticamente infinitas puesto que lo podemos rellenar una vez horneado pero también previamente a pasar por el horno; al darle forma introducimos en él el relleno que nos apetezca y lo fermentamos con ello en su interior, creando  bollería salada con el toque de Joselito. 

Tras el horneado, habrá sólo que cortar el croissant por la mitad y rellenarlo de lo que nos apetezca: unas buenas lonchas de paleta Joselito, un poco de chorizo, crema de yema y menta, salchichón e hinojo salteado…un buen cruasán de mantequilla y el mejor producto ibérico del mundo son grandes aliados siempre. 

Si queremos rellenar el croissant previamente, en cambio, la propuesta sería con un paté elaborado a partir de jamón triturado con grasa de panceta curada o también con una rillete de las carnes del cerdo, una receta muy típica en francia que aquí sería una delicia. 

La masa del croissant también nos serviría para hacer unas napolitanas saladas, que sí que requieren ser rellenadas previamente.  Por ejemplo con una panceta confitada a baja temperatura, unas gotas de salsa barbacoa coreana y unos frescos espárragos trigueros de temporada. 

2- Brioches rellenos de productos Joselito.

El brioche es otra clave para todas las preparaciones saladas de bollería puesto que nos permite rellenarlo de todo lo que queramos: un tartar de salchichón o un tartar de presa, poner sobre él (una vez pasado por la plancha con un poco de mantequilla) un revuelto con longaniza y aguacate o con ventresca de atún con tomate y papada, un mar y montaña triunfador para un bocado que se elabora en menos de cinco minutos. 

Utilizando una masa de brioche también podríamos preparar el clásico pan de jamón venezolano, con huevo y aceitunas en su interior, una receta perfecta para llevar a cualquier sitio y muy popular en las fiestas. 

Dentro del brioche, ¿qué tal unas albóndigas de secreto con salsa de cacahuetes o una ensaladilla de langostinos y jamón? La suculencia de un bocado totalmente gastronómico como también podría serlo el brioche - un poco aliñado como los hot cross buns - relleno de terrina de paté de campaña Joselito y chucrut. 

3- Hojaldres, como base o relleno.

Siguiendo con las opciones que llevan mantequilla a raudales en sus masas, no podemos olvidarnos del hojaldre, ese que relleno es una maravilla pero que también nos sirve como base para una tarta salada de calabacín y presa, por ejemplo. 

Podríamos decir que un Wellington Joselito es también bollería porque está envuelto de hojaldre, igual que los champiñones con lomo y solomillo que preparó Yannik Alleno para Joselito Lab. ¡Y el paté en crôute, por supuesto! Una preparación a partir de masa quebrada deliciosa rellena de las mejores carnes de Joselito elaboradas como una suerte de terrina: lomo, secreto, cabezada…

4- Bizcochos, magdalenas y cocas saladas.

No olvidemos tampoco la bollería  más rápida y cercana, la de los bizcochos y las magdalenas. Y sí, éstos también tienen un apartado salado a descubrir. Podemos hacer directamente la masa con tomates secos dentro y trocitos de chorizo o también a partir de un bizcocho de maíz preparar unas torrijas saladas que luego acabaremos con lonchas de coppa y un jugo de jamón Joselito. Tentador, ¿verdad? 

Aprovechando el recetario autóctono, no nos podemos olvidar de las cocas mallorquinas que también son parte de la bollería salada y es que una opción fantástica podría ser una coca de verduras de temporada con jamón Joselito. O también las empanadas, gallegas, mallorquinas o salmantinas (el hornazo), que podrían ir rellenas de boloñesa Joselito, de lomo adobado, o de un strogonoff de cualquiera de los cortes de carne fresca. 

También forma parte de la bollería los churros y las porras, reyes de los desayunos más madrileños, y resulta que las porras rellenas y terminadas con panceta son un bocado desde sorprendente hasta delicioso, ¡toda una novedad para triunfar! 

Te puede interesar

Tagged with: Paleta joselito Salchichón Joselito
Compartir
Clara P. Villalón
Joselita 100%. Analista Económico, Licenciada en Economía. Y he trabajado en cocinas como El Bohío o Casa Marcial, en la sala de La Tasquería y ahora colaboro con medios como Metrópoli, El Diario Montañés (Vocento), La Razón, Cocinillas de El Español o El Comidista. Cocinera, asesora gastronómica, limpiadora de cacharros, fotógrafa y bodegonista por accidente, experta en gastronomía, desarrolladora de recetas, cronista restaurantil, fabricadora de ideas Gastro….
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)