Logo Joselito
Imagen del post
Platos de cuchara. La cuchara caliente
Guillermo
30 noviembre, 2020
Hace 1 año. Actualizado 30 Abril 2021, 12:01
0 comentarios
Recetas Platos de cuchara. La cuchara caliente

Platos de cuchara. La cuchara caliente  

Seguro que estáis leyendo el título del artículo y no sabéis si va sobre una peli X o sobre locales de comida caliente en Copenhague. En principio iba a ser un título más esclarecedor pero muchíiiisimo más largo, y hoy en día se busca lo escueto, impactante y que capte la atención del público, así que por favor, decidme que me seguís leyendo…jaque mate a vuestra atención.

Centrándonos más en lo que tenemos entre manos hoy, y visto que la pandemia sigue su curso (mucho mejor que hace unas semanas eso sí) y que el frío ya se ha instaurado de manera continua en nuestras casas, toca hablar de platos de cuchara calientes que tanto templan nuestro organismo. Platos que apetecen, que calientan el cuerpo, el alma y muchos caracteres. Aquí quiero hacer un paréntesis y hablar de mi libro que tanto me gusta. 

De toda la vida (y si mi madre está leyendo que llame ya al teléfono de aludidos) he sido una persona que le importa poco el tiempo que haga al otro lado de la puerta. Mis primos pueden dar fé que en pleno agosto me he comido un buen puré de verduras de mi querida madre mientras ellos se tiraban de bomba en la piscina. Llámame raro, no soy de esos que le gusta el agua Evian y las rosas blancas como a Beyonce, para mi un lujo es este, y que mi madre me lo puede hacer muchos años por favor.  

Comidas de cuchara, un universo infinito

Sopas, cremas, purés, consomés, caldos…larga es la lista para crear platos de cuchara y más larga la cantidad de ingredientes y alimentos que le podemos poner. Entre mis pacientes el consomé es el gazpacho de invierno, siempre les digo lo mismo, nos ayuda a controlar ese hambre (en muchas ocasiones hambre emocional) y además nos templa el cuerpo, apetece cuando vienes de la calle con mucho frío.

Hay tantas modalidades y recetas como mascarillas bajo el mar. Pero no me voy a poner yo pejiguero y os voy a dar recetas sobre platos de cuchara, nada más lejos de la realidad que no soy yo muy diestro en cuanto a fogones, pero sí quiero recalcar ciertas cosas desde el punto de vista nutricional. 

Podemos hacer 2 equipos según texturas, cremas y purés o sopas y consomés. Los primeros más espesos y los segundos más líquidos. Seguro que estáis flipando y me vais a decir que se me ha ido la pinza separando cremas y purés, pero tranquis, que más adelante os voy a dar una explicación de todo ello y dejaros con la boca abierta y no solo por el hambre. 

Los nutrientes en todas pueden ser variados (quizás en el consomé o en el caldo el que menos), pero el resto de platos invitan a variar mucho los nutrientes, tanto verduras, como legumbres…lo que podemos variar y debemos hacerlo es el topping. 

Topping en platos de cuchara

Quiero dividir esto según la textura del plato de cuchara, porque no es lo mismo un consomé, que una crema, pelín más espesa si cabe, por lo que desplieguen los oídos que empiezo.

Consomé

El consomé es un caldo de carne (hecha con partes de carne que le dan sabor) y donde se le añade una clara de huevo batida mientras está en ebullición. Es de textura completamente líquida y si se hace bien tiene un sabor muy muy intenso. ¿Qué le podemos poner por encima? Yo si os soy sincero, de toda la vida le he puesto el pan que tenía a mi izquierda, lo que originalmente se conoce como “hacer barcos”. Aún así unas virutitas de jamón Joselito van muy bien. 

Crema 

Originalmente, y si nos ponemos meticulosos, decir que la palabra crema proviene del francés “crème” que significa nata, así que es lógico que antiguamente llevasen nata, yogur, queso o algún otro lácteo. Al fin y al cabo consiste en triturar una verdura o una legumbre (dejándole una textura más espesa) y añadirle como he comentado, un lácteo. 

Crema de setas, crema de garbanzos…¿qué topping le puede ir bien? Algo de carne, papada Joselito puede ir de 10, y si es una crema de setas, muy de la época de ahora, meterle castañas

Puré

Hecha las aclaraciones con la crema, los purés son lo mismo (por lo menos a día de hoy), quizás ya no se hagan distinciones, pero desde el punto de vista lingüístico sí. Los purés llevan agua e incluso matizaría que el puré de verduras hay que incluirle patata para que nuestras abuelas no nos deshereden. 

Puré de calabaza, puré de fruta (muy típico entre los niños) o puré de patata que aquí le metería unos torreznos como topping que ya te puedes poner las zapatillas para salir corriendo después de comer. Por la textura un poco espesa, en los purés pega un topping crujiente, unas nueces machacadas, unas semillas de lino o si te quieres poner menos healthy pues unos buenos picatostes.

Sopa

No hay cosa que más me guste que una sopa. Sopas de ajo, sopa juliana, sopa de fideos…me vale cualquiera. Suele ser líquida pero según lo que le pongamos al final la podemos espesar, así que en la cima le pega algo de carne, un fruto seco, semillas o un puñado de verduras, ¡ah, y pasta si me apuras!

Quizás sea en estos platos donde se vea que el topping va más ligado a la textura que al sabor, y sobre todo o por lo menos en la mayoría de los casos, nos pega algo crujiente, ¡apetece más!

Te puede interesar

Tagged with:
Compartir
Guillermo
Nutricionista y Personal Eating Trainer Vicedecano del Colegio de Nutricionistas de Madrid Asesor gastronómico y nutricional y divulgador nutricional en prensa escrita y digital
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)