Logo Joselito
Imagen del post
Personalidades de las Colecciones Joselito Premium
José
03 noviembre, 2017
Hace 4 años. Actualizado 26 Junio 2018, 15:22
0 comentarios
Joselito Personalidades de las Colecciones Joselito Premium

El violinista Ara Malikian 

En 2015 Joselito quiso rendir homenaje a la música y que mejor que hacerlo de la mano de un genio de este arte. Dos placeres de la vida; música y gastronomía, unidos gracias al virtuoso violinista de origen libanés Ara Malikian, un enamorado del Jamón. El lanzamiento de la Colección Joselito Premium by Ara Malikian en 2015 coincidió con la celebración del 15 aniversario del violinista en España.

El músico, afincado en Madrid, dedicó su álbum 15 al público del lugar donde ha vivido desde el año 2000, una forma de devolver su gratitud en forma de música. El violinista, acostumbrado a vivir en distintos países y a llevarse lo mejor de cada sitio, ha sabido interpretar el sabor y el aroma de nuestro manjar más emblemático, capturado en una funda de guitarra de diseño exclusivo, firmada por el músico, para guardar dentro el Jamón Joselito Vintage de 2008.

Para hablar de Ara Malikian hay que hacer referencia a su internacionalidad, habla 7 idiomas y ha tocado en más de 40 países de los 5 continentes. Acostumbrado a girar y girar con su banda, y a hacerlo también en el escenario. Inquieto, vital, puro ritmo y energía; Malikian salta, baila y hace todo tipo de cabriolas con su violín en la barbilla. Verle en directo es un espectáculo. Que su violín siga intacto casi un milagro. A él le dedica su último álbum “La increíble historia del violín” y su actual gira. Se trata del violín heredado de su familia. Reconoce que ha tenido otros, pero nunca ha dejado de tocar ese.

Ara Malikian nació en Líbano y heredó el violín de su abuelo, que había huido del genocidio armenio haciéndose pasar por un músico de una banda popular e instalándose en Líbano. Fue su padre, músico en Beirut, el que le transmitió la pasión por el violín que él fue perfeccionando mientras Líbano se sumía en una guerra civil. A los 12 años dio su primer concierto y gracias a su talento con el instrumento, a los 15 le concedieron una beca para estudiar música en Alemania y pudo dejar Líbano. Dando comienzo a una carrera imparable, pasando por Londres y Madrid, donde llegó a ocupar el privilegiado atril de concertino en la Orquesta Sinfónica de la capital.

Su prodigiosa curiosidad musical le llevó a estrenar sus propios espectáculos y a recorrer el mundo cosechando éxitos contando con inagotables fuentes de inspiración: sus raíces armenias, las distintas épocas musicales, la música de diferentes culturas que ha ido asimilando y estilos tan variados como el rock, el tango o el flamenco.  Apodado el rockstar de la música clásica, su historia es merecedora de un guion de cine pero de momento se puede disfrutar de ella a través de su fascinante violín.

[caption id="attachment_12626" align="aligncenter" width="1024"] Ara Malikian posa junto a la guitarra de la Colección Joselito Premium 2015[/caption]

El escultor Etsuro Sotoo

En 2014 se celebró en España y Japón El Año Dual, que conmemoraba los primeros contactos entre ambos países. La primera incursión japonesa en España se remonta al siglo XVI. Un viaje que duró 7 años en el que la Embajada Keicho se aventuró a realizar una misión en la península dirigida por los samuráis Date Masamune y Hasekura Tsunenaga, con el objetivo de impulsar la economía del país nipón.

En la celebración del inicio de las relaciones comerciales con Japón, Joselito eligió a Etsuro Sotoo, escultor de la Sagrada Familia, para realizar la Colección Joselito Premium 2014 como un símbolo de la fascinación mutua entre España y Japón. El escultor japonés diseñó un precioso cofre para el Jamón Joselito Vintage 2006 con un samurái, icono que se identifica con los valores de liderazgo y fortaleza que también comparte Joselito. El cofre está realizado con la técnica de decoración urushi, un método ancestral de grabado artístico sobre madera lacada que Japón ha convertido en una de sus señas de identidad.

La historia de Etsuro Sotoo es un reflejo de la confluencia artística entre España y Japón. Lo del escultor japonés fue amor a primera vista. Trabajaba como profesor de arte en la Universidad de Kioto cuando decidió tomarse un año sabático para viajar por Europa. Cuando llegó a Barcelona quedó totalmente prendado de la Sagrada Familia y de la obra de Gaudí. Tanto que, sin hablar apenas castellano, pidió trabajo en el templo en construcción. Le ofrecieron 3 meses y ya lleva casi 40 años trabajando en la Sagrada Familia. Los famosos pináculos en forma de frutos son parte de su obra, también las figuras de los ángeles músicos y la fachada del Nacimiento, empezada por Gaudí y terminada por el escultor japonés en el año 2000. Esta fachada fue declarada Patrimonio Cultural de la Unesco en 2005.

El arquitecto Rafael Moneo

El arquitecto Rafael Moneo junto con el Moneo Brock Studio firmó la Colección Premium de Joselito en el año 2010. Acostumbrados a sus grandes obras arquitectónicas y edificios icónicos en las ciudades más importantes del mundo, en 2010 pudimos disfrutar de una de sus obras de arte a tamaño reducido. Una deliciosa pieza creada en exclusividad por el arquitecto navarro para la firma de Guijuelo. Con su particular guiño a la arquitectura, Moneo recreó una funda para Jamón Joselito Vintage con forma de aguja de catedral gótica. Un diseño original y sorprendente, ya que es a su vez una lámpara denominada "La Crisálida".

La apuesta de Joselito por el diseño y la arquitectura viene de la mano de Rafael Moneo, el primer español en ganar el Premio Pritzker (año 1996), conocido como el nobel de arquitectura. Influido por su padre, ingeniero industrial en Tudela, Rafael Moneo decidió estudiar arquitectura, aunque también se había sentido atraído por otras disciplinas como la pintura y la filosofía.  En 1961 obtuvo el título de arquitecto en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid.

Completó su formación trabajando en Dinamarca, donde pasó dos años en el despacho de Jorn Utzon, el autor del famoso edificio de la ópera de Sidney. Al poco tiempo de volver de Dinamarca obtuvo una beca para trabajar como arquitecto en la Academia de España en Roma, un periodo que tuvo una gran influencia en su trabajo y donde estableció relaciones con el mundo del arte; músicos, pintores y escultores.

A su vuelta a Madrid, Moneo comenzó a enseñar en la Escuela de Arquitectura. Más adelante ocuparía el puesto de catedrático de arquitectura en Barcelona, pero siempre compaginando la labor arquitectónica y el diseño con la enseñanza.  En 1976 fue invitado a Estados Unidos como profesor y en los años siguientes impartió clases en las universidades más importantes como Princeton y Harvard, donde fue nombrado Decano en el departamento de arquitectura de la Escuela de Graduados.

Rafael Moneo es autor de numerosos iconos arquitectónicos tanto a nivel nacional como internacional, contándose entre algunos de ellos el Museo de Arte Romano de Mérida (1986), la Biblioteca de la Universidad de Lovaina (1998), el Auditorio de Barcelona (1999), el edificio Kursaal de San Sebastián (1999), el Museo de Bellas Artes de Houston (2000), la Catedral de Los Ángeles en California (2002), la ampliación del Museo del Prado (2006) o el Nuevo Museo del Teatro Romano de Cartagena (2008).

[caption id="attachment_12633" align="alignnone" width="680"] Rafael Moneo posando con "La Crisálida"[/caption]

El diseñador Andrés Sardá

Andrés Sardá y su firma homónima, un referente a nivel internacional en la lencería de mujer, acostumbran a preocuparse por la calidad de los acabados, los materiales, las costuras interiores, y la estética de prendas que han marcado la evolución de los tiempos. Sardá, el visionario diseñador barcelonés, dejó de vestir a la mujer por un momento para dedicarse al Jamón Joselito Vintage en su Edición Premium de 2009, produciendo, sin lugar a duda, la funda más sensual que un jamón haya tenido jamás.

Un homenaje a la moda en el característico color rojo de Joselito, compuesto por dibujos de encaje, emblema de la firma. Cuando Andrés Sardá acababa de incorporarse al negocio familiar de la industria textil, la empresa se hizo famosa por sus encajes gracias a la estilosa Jackie Kennedy, fotografiada con una mantilla de la casa.

Tras estudiar ingeniería textil, Andrés entró a formar parte de la empresa familiar, encargándose de introducir los productos en el mercado americano. Con su llegada se abre una ventana al cambio y comienza una apuesta decidida por la lencería y la estética más atrevida en el contexto de la década de los 60, años complicados por la opresión y el estigma social de las mujeres, que no desanimaron al diseñador para romper con los estereotipos de la época.

Famoso por empezar a utilizar fibras elásticas en sus creaciones y pionero en fomentar el confort de las piezas con materiales como teflón, nylon y lycra, pronto su cartera de clientes empezó a aumentar en países europeos, fomentando la internacionalización de la marca. La firma siempre se ha caracterizado por la reivindicación de la belleza mediterránea como inspiración en sus creaciones. Las campañas publicitarias de Andrés Sardá a partir de los años 60 supusieron un gran reclamo artístico. Sardá contó con los mejores fotógrafos europeos, destacando a principios de la década de los 70, las instantáneas de la colección de playa del fotógrafo británico David Hamilton.

En la trayectoria de Sardá se distinguen distintas etapas, siendo precursor a la hora de innovar en comodidad y atractividad de sus diseños, con el objetivo siempre presente de unir lencería y moda. Como colofón a su carrera en 2015, Sardá recibió el Premio Nacional de Diseño de Moda a la Trayectoria. Actualmente, su hija Nuria Sardá se ocupa del departamento creativo de la empresa.

Te puede interesar

Tagged with: Jamón Joselito
Compartir
José
6ª generación de Joselito.
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)