Logo Joselito
Imagen del post
Nutrición infantil en época de confinamiento
Guillermo
25 marzo, 2020
Hace 1 año. Actualizado 28 Abril 2021, 10:04
0 comentarios
Salud Nutrición infantil en época de confinamiento

Nutrición infantil en época de confinamiento 

Estamos ante un momento muy raro, una época de la historia que jamás hubiésemos pensado que íbamos a vivir, y lógicamente nuestras costumbres han cambiado al 100%. Es momento de adaptarse a las situaciones que nos han impuesto por nuestro bien, es momento de ser responsables y permanecer en casa, de salir solamente para lo necesario, lo que es imprescindible, y a ser posible hacer la compra una vez por semana. 

Eso de bajar todos los días a por el pan, a comprar la fruta o sacar al perro 7 veces al día lo tenemos que dejar de lado, nos tenemos que proteger y las medidas son por nuestro bien. 

Es duro y raro quedarse en casa, y más nosotros que somos una sociedad que vive de puertas para fuera, somos mediterráneos, y como se suele decir, “nos cuesta meter el burro en casa”, pero durante unas semanas no nos queda otra opción, por lo que es importante tener un plan de ataque y lo más importante de todo, una buena ORGANIZACIÓN.

Muchos de los aquí presentes tiene a su cargo niños, ya sean bebés o adolescentes, y eso requiere una ayuda extra y un esfuerzo mayor ya que ninguno estamos acostumbrados a convivir 24/7 con los “pequeños” de la familia, para ello es bueno e importante trazar un plan semanal de alimentación. 

Consejos para una buena nutrición infantil en época de confinamiento

Vamos a pasar a organizar ciertas cosas para hacer más llevadera esta cuarentena:

  • La organización semanal es fundamental para el buen desarrollo de la alimentación en el hogar, hay que tenerlo todo bien atado, es la base para que todo funcione bien
  • Lo más importante es la adaptación de la alimentación infantil a la alimentación familiar, es decir, que los niños coman lo mismo que se coma en casa (siempre y cuando no haya alergias o intolerancias alimentarias). No es necesario hacer 2 comidas, no es necesario hacer una comida para los adultos y otra para los niños, la alimentación hay que adaptarla 
  • Hacer las 5 comidas. Es fundamental marcarles muy bien las ingestas a lo largo del día para que no caigan en tentaciones y en un hambre emocional, más por aburrimiento que por hambre en si. 
  • Debemos mantener una buena rutina. Habrá momentos de trabajo, momentos de ocio (de manera individual o colectiva) y explicar bien la situación de manera clara a los niños, lógicamente adaptada a su edad
  • Ante el aburrimiento, que también es necesario, no canalizarlo con comida. Hacer manualidades, juegos individuales, bailes en familia, deporte…es bueno que los niños se aburran, pero no paliarlo con la comida
  • Marcar los breaks. Igual que en el colegio, hay que hacer un “recreo” donde el niño descansa y puede tomar un tentempié de media mañana, como un bocadillo pequeño de Lomo Joselito. Lo mismo ocurre por la tarde con la merienda donde podemos tomar una pieza de fruta o un yogur.

  • Controlar las chucherías. De lunes a viernes hay que hacerlo todo a la perfección, como si estuviésemos en el colegio, marcando muy bien los horarios y las actividades semanales. No es malo que el fin de semana de manera puntual tomen alguna chuchería, pero no es conveniente que lo hagan mientras ven películas porque sino no son conscientes de lo que están consumiendo y puede ser un pozo sin fondo 
  • Platos apetecibles 2 veces por semana. Hay que llevar una buena rutina por lo menos de lunes a viernes, y el fin de semana nos podemos “relajar” un poco más. Hacer una pizza casera con burrata o queso de cabra y Jamón Joselito, o unas hamburguesas con buenas materias primas y coronadas con una suave loncha de Papada Joselito… platos que les gusten mucho a los niños y sean como si “saliésemos” a comer un día por ahí. 

  • Actividad física. Al igual que durante una semana normal en el colegio se hacen actividades y deporte, en casa debemos hacer lo mismo. Con 30 minutos diarios, mantenemos activos a los niños físicamente, lo podemos hacer en grupo lo que nos conectará como familia, y también “cansaremos” al niño, será una manera de desahogarse ya que a día de hoy no se puede ir al parque, de esta manera dormirá mejor por las noches. 
  • Disminuir los precocinados. El niño se va a adaptar a la dieta familiar. Tenemos que dejar de lado los preparados congelados, los rebozados de pescado congelados, y los precocinados en general. Aprovechemos que tenemos más tiempo en casa para disfrutar de nuevo de la cocina, con ideas como las que solemos compartir en este blog: 7 recetas con productos Joselito.
  • Alimentos frescos y naturales. Fundamental potenciar las frutas y las verduras (estas últimas no importa si vienen en bote o conserva), consumir huevos durante toda la semana, legumbres, buenos platos de cuchara, cereales y semillas. Un buen aporte de carne y de pescado también es necesaria (y sobre todo es buen momento de introducirse en una buena alimentación de pescado aunque sea congelado). Huyamos de los ultraprocesados y refugiémonos una vez más en los alimentos 100% naturales, como la carne fresca de Joselito.

Como nota final, los niños tienen que disfrutar de la alimentación que se consume en la casa, es buen momento para introducirles platos nuevos, alimentos ricos que antes nunca habían probado, y sobre todo para que disfruten y disfrutemos en familia.

Ánimo a todos y mucha paciencia. Juntos venceremos al virus.
#TodoVaASalirBien #yomequedoencasa #quedateencasa

Bibliografía:

Te puede interesar

Tagged with: Consejos
Compartir
Guillermo
Nutricionista y Personal Eating Trainer Vicedecano del Colegio de Nutricionistas de Madrid Asesor gastronómico y nutricional y divulgador nutricional en prensa escrita y digital
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)