Logo Joselito
Imagen del post

Lomo Joselito estilo Nanban

Clara P. Villalón
16 febrero, 2021
Hace 1 año. Actualizado 16 Noviembre 2022, 12:18
0 comentarios
Recetas Lomo Joselito estilo Nanban

Ni España es sólo paella, ni Japón es solamente sushi. Quizás sí sea su mejor embajador, pero el país del sol naciente es mucho más: son ollas con abundante aceite borboteante donde se fríen tempuras y jugosos filetes de cerdos empanados en fino y crujiente pan (tonkatsu); son hirvientes cazuelas con espesos y oscuros currys de patata, zanahoria y cebolla; son puestos diminutos en sobrios callejones donde de crían, procesan y se cocinan estupendas anguilas a la brasa; y, también, Japón son bulliciosos y escandalosos bares donde se sirve ramen (en algún sitio que otro desde 1955) y priman los sorbidos. 

Dentro de un mundo lleno de pescados crudos, verduras frescas y cuchillos afilados en rituales de absoluto silencio, esta debe ser la excepción a la regla de la sofisticación, rigurosidad y excelencia que caracteriza a los japoneses. 

La especialización de la gastronomía japonesa

Lejos de lo que mucha gente piensa, Japón es uno de los países que más tradición gastronómica y culinaria posee en todo el mundo. Para que os hagáis una idea de la magnitud de ello, Nueva York, ciudad moderna y “chic” por excelencia, posee alrededor de 30.000 restaurantes de lo más variado. Lo mismo te sirven un ceviche, que unas costillas o unos tacos; se busca la diversidad y pescar la mayor cantidad de público posible. 

Por el contrario, por ejemplo, en Tokio (capital de Japón), hay más de 300.000*. El éxito de ello radica solamente en una cosa: la especialización. En vez de ofrecer ciento y un mil platos de lo más diversos, cada maestro cocinero nipón se especializa durante toda su vida en una sola receta para intentar llegar a ser el mejor. El mejor que habrá jamás. Esto en japonés se llamashokunin o “buscadores de la perfección que se dedican profunda y exclusivamente a desarrollar su arte”. 

Origen de la receta Nanban

Uno de los que mejor ejemplifican esta dedicación en cuerpo y alma a elaborar un plato es el restaurante Nao-Chan. Una pequeña tienda - izakaya (taberna) donde se dice que se creó nuestra receta de hoy: el nanban (originalmente se prepara con contramuslos de pollo, pero, en esta ocasión, se hará con lomo Joselito. Mucho más jugoso, más saludable y, sobre todo, más delicioso). 

El origen, literalmente, no tiene lugar aquí, sino que viene de Portugal. Nanban significa “bárbaros del sur”, en referencia a los “turistas” portugueses del siglo XVII que venían cargados de especias, fritos (la tempura también la llevaron ellos)  y preparaciones asombrosas. Una de ellas, hecha con pescado frito y remojado en una salsa de cebollas rojas y vinagre, fue la inspiración para elaborar un plato que empezó en un pequeño pueblo de Japón y que, rápidamente, se extendió por todo el mundo. 

El lomo Joselito le aporta todo lo que necesita este plato para deslumbrar y dejar boquiabiertos a todos los comensales que quieran probar la cocina nipona en todo su esplendor. En las antípodas del sushi, el lomo Joselito nanban es una exquisitez crujiente, ácida y melosa como pocas. Un platillo muy crujiente que se termina convirtiendo en una elaboración húmeda por su deliciosa salsa agridulce y su clásico acompañamiento de tártara. Recuerda, en estos tiempos cocina mucho, quédate en casa y viaja con Joselito a Japón

Ingredientes lomo estilo Nanban

Para el lomo: 

  • 600 gr Lomo Joselito 
  • 300 gr de harina de trigo
  • 1 huevo
  • Sal, c/s
  • Pimienta, c/s
  • Aceite de oliva suave, c/s

Para la salsa nanban: 

  • 4 cucharadas de soja
  • 4 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 nuez de jengibre fresco
  • 1 diente de ajo
  • 4 cucharadas de sake
  • 2 cucharadas de azúcar

Para la salsa tártara: 

  • 1 chalota picada
  • 2 huevo cocido 5 minutos
  • ½ ramita de apio
  • 2 cucharadas de mayonesa
  • ½ cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1 cucharada de alcaparras 
  • Sal, c/s
  • Pimienta, c/s

Preparación lomo estilo Nanban

  1. Para hacer la salsa tártara: poner agua a hervir y, cuando esté lista, introducir los huevos y cronometrar 5 minutos. Cuando estén listos, retirar a agua y hielo. Picar la chalota, el apio y las alcaparras. Pelar los huevos y mezclarlos bien con todos los ingredientes. hasta que se quede una salsa cremosa y homogénea. Sazonar con sal y mienta al gusto.
  2. Para preparar la salsa nanban: agregar todos los ingredientes a un cazo y hervir durante 1 minuto o hasta que se haya disuelto el azúcar. Reservar.
  3. Sazonar el lomo con sal y pimienta. Cortarlo en trozos del gusto de cada uno (cuánto más gorditos sean, más jugosos quedarán).
  4. Pasar por harina y huevo (como si de una romana se tratara). Freír en aceite caliente, volteando de vez en cuando, y con cuidado de que no se quemen. 
  5. Mezclar el lomo con la salsa nanban y servir acompañado de la salsa tártara y de un poco de col rallada (si se sumerge completamente en las salsa, como si fuera un escabeche, puede conservarse largo tiempo). 

*Todos los datos de este artículo han sido obtenidos del libro Sushi, ramen, sake; de Matt Goulding. 



Te puede interesar
Tagged with: Lomo Joselito Recetas con Lomo Joselito
Compartir
Clara P. Villalón
Joselita 100%. Analista Económico, Licenciada en Economía. Y he trabajado en cocinas como El Bohío o Casa Marcial, en la sala de La Tasquería y ahora colaboro con medios como Metrópoli, El Diario Montañés (Vocento), La Razón, Cocinillas de El Español o El Comidista. Cocinera, asesora gastronómica, limpiadora de cacharros, fotógrafa y bodegonista por accidente, experta en gastronomía, desarrolladora de recetas, cronista restaurantil, fabricadora de ideas Gastro….
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)