Logo Joselito
Imagen del post

Cómo organizar la tabla de embutidos perfecta

Clara P. Villalón
10 enero, 2023
Hace 4 semanas. Actualizado 23 Enero 2023, 11:49
0 comentarios
Recetas Cómo organizar la tabla de embutidos perfecta

¿Eres anfitrión y no quieres complicarte mucho la vida pero sí quedar muy bien? Muy atentos porque aquí explicamos las pautas básicas para triunfar con Joselito.

A la hora de recibir invitados, existen ciertas pautas básicas para ser el perfecto anfitrión y no morir en el intento. Porque muchas veces, de cara a ellos, parece todo fabuloso pero la cocina está con la puerta cerrada y patas arriba. Y otras veces no se tienen en cuenta cosas importantes y a la hora de disfrutar observas que hay ciertos detalles que no están como te hubiese gustado. Así que vamos a la carga con una serie de consejos que siempre es recomendable tener en cuenta: qué hacer antes, qué comprar, cómo conservar, con qué acompañar, cuándo ponerse manos a la obra…

¿Qué poner en la tabla de embutidos perfecta?

Pues depende de lo que te apetezca pero también del formato de la degustación y de tus invitados. Por supuesto, el Jamón Joselito (aunque no sea un embutido) es obligatorio en cualquier aperitivo que se precie. Si sois amantes del jamón o quieres sorprender a tus invitados alrededor del mejor jamón del mundo, hay dos opciones para que la experiencia vaya un paso más allá.

La primera consta en ofrecer jamón de añadas diferentes y así probar cómo va cambiando de matices una pata del 2016 con respecto a una de 2017 y una de 2019, por ejemplo. Más o menos dulces, más o menos infiltradas en grasa, más o menos potentes…¡toda una aventura!

La segunda, en cambio, requiere un cortador de jamón especializado y es que trata de cortar jamón de diferentes partes del mismo. Un poco de la maza, otro poco del jarrete, de la contra, de la babilla o de la punta. Cambia radicalmente en función de la zona de la que se corte y es divertidísimo ver las diferencias.


A partir de ahí, los grandes clásicos son siempre el chorizo, el salchichón y la caña de lomo, pero también podríamos hacer un hueco a la coppa, a la papada o a la panceta. La coppa entra en la misma liga que los tres primeros pero es verdad que la papada y la panceta son más delicadas de comer y no es tan sencillo ponerlas en un plato y coger haciendo pinza con la mano. Será mejor en comidas sentados, para poder coger con pinzas o con un tenedor. También existe la opción de ponerlas sobre alguna lámina fina de pan crujiente.

Cómo preparar la tabla de embutidos

Por supuesto, la disposición en la tabla es clave y ahí entra en juego el diseño que cada uno le de. Haciendo círculos, líneas, montando parte y dejando huecos entre medias para poner los complementos que se desee. Lo que es importante siempre es pelar los embutidos y atemperarlos durante 30 minutos fuera del frigorífico al menos.

Si se utilizan ya cortados, que es perfectamente factible, es crucial sacarlos también al menos 30 minutos antes de la nevera y abrir el blíster en ese momento, para que oxigenen. No se recomienda manipularlos hasta que hayan tomado la temperatura de la habitación porque se podrían romper si están muy fríos. Los embutidos han de servirse justo en el momento de la consumición así que no es muy recomendable dejar la tabla montada con mucho tiempo; pero si se quiere montar con un poco de antelación, lo mejor es filmar a contacto para que no se oxiden.


Lo que más se suele solicitar cerca de cualquier chacina es un poco de pan, de buena calidad. También se pueden poner picos, no muy tostados, o panes inflados crujientes que sorprenden siempre a todos. Otra opción son los frutos secos: nueces, almendras o nueces de macadamia sin tostar siempre serán grandes aliados.

También incluso algunas frutas pasas o deshidratadas como dátiles o papaya o algo de fruta fresca como unas uvas o unos arándanos. Unos tomatitos cherry cortados a la mitad o unos tomates secos en aceite tampoco desentonarían en la presentación. Tanto en tabla de madera como en alguna tabla de mármol pero siempre de tamaño grande para que no se vea todo demasiado junto, ni apilado y el producto brille en toda su esencia. En la 100% natural.


Te puede interesar
Tagged with:
Compartir
Clara P. Villalón
Joselita 100%. Analista Económico, Licenciada en Economía. Y he trabajado en cocinas como El Bohío o Casa Marcial, en la sala de La Tasquería y ahora colaboro con medios como Metrópoli, El Diario Montañés (Vocento), La Razón, Cocinillas de El Español o El Comidista. Cocinera, asesora gastronómica, limpiadora de cacharros, fotógrafa y bodegonista por accidente, experta en gastronomía, desarrolladora de recetas, cronista restaurantil, fabricadora de ideas Gastro….
Deja una respuesta
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.
No compartimos tus datos. No spam.
DEJAR COMENTARIO
COMENTARIOS(0)